Por: Antonio González Vázquez.

 

Ayer, mientras las filas de la Dirección de Seguridad Pública pasaban por momentos de conmoción luego de que los policías Ismael y Mauricio fueron ejecutados, el gobernador Juan Manuel Carreras López tuvo la impericia, la irresponsabilidad, por no decir la necedad de presentarse en la XLI Reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública. Mientras los criminales ejecutaron a dos elementos de la policía, el gobernador se fue a la ciudad de México a hacer propuestas en materia de seguridad pública. El ciego enseñando a caminar por la banqueta sin tropezar. Ahí lo tiene, al gobernador potosino, hablando en esa Reunión de presuntos iluminados que en cada reunión aprueban propuestas dizque para resolver los problemas de inseguridad, acabar con los secuestros, los homicidios y los robos. Es el gobernador Carreras, a quien miran con cierto asombro la gobernadora de Sonora y el recién llegado gobernador de Oaxaca. El gobernador Carreras hizo una propuesta valiosísima consistente en la homologación de los Centros Estatales de Prevención Social y como en el Consejo Nacional de Seguridad Pública todo es simulación, pues le aprobaron su propuesta. El gobernador Carreras debió, en el mejor de los casos, de ponerse ante gobernadores y gobernadoras y frente al presidente y todos los mandos de seguridad, como un ejemplo de fracaso en el combate a la delincuencia. Debió decirles: estoy muy preocupado y hasta atemorizado, ésta madrugada ejecutaron a dos de nuestros elementos de la policía, los ejecutaron con fusiles AR15 y sus cadáveres quedaron llenos de sangre en su propia patrulla, la número 02340. Quiero decirle al señor presidente, don Enrique Peña Nieto que en mi estado se puede ejecutar a la policía y que eso me tiene del todo abanicado, no sé qué hacer, no sé cómo resolver el problema, me siento rebasado y el problema es que mis gabinete de seguridad es una nulidad absoluta. Carreras, el gobernador, debió decirles: los conmino a hacer mejor las cosas y véanse en mi espejo, desde que soy gobernador a partir de septiembre de 2015 y hasta octubre de 2016 van ya 583 muertos, ya no se qué hacer, me siento agobiado y apesadumbrado. Es más, con decirles que en los últimos 22 meses van 800 muertos. El gobernador Carreras debió decirles a los del Consejo Nacional de Seguridad Pública: ante todo quiero expresar mi profundo agradecimiento al señor presidente por todo su apoyo, sin él, no sería posible nada; le agradezco haber enviado a San Luis al comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia que, diligentemente nos echó la mano al decirle a la comunidad entera que los delitos han disminuido un 40 por ciento, eso fue tan bonito, pero señor presidente, señores gobernadores y gobernadores, el problema es que los potosinos ya no se la creen, cuando leen las noticias de que vamos bien, que estamos trabajando, que nos estamos esforzando, que estamos muy bien coordinados con usted, la verdad es que más bien pareciera que a todos les da risa. En fin, el gobernador Carreras debió ofrecer al presidente y a los gobernadores el siguiente reporte: Dos elementos de la Dirección de Seguridad Pública del Estado fueron ejecutados a bordo de su unidad en la salida a la carretera San Luis-Zacatecas; les dispararon con rifles AR15 y pistola 9mm. Mauricio Cruz Galván e Ismael Baena Gámez tripulaban la patrulla con número 02340 cuando fueron agredidos. La Procuraduría General de Justicia del Estado informó los hechos ocurrieron aproximadamente a las 3 de la mañana, cuando se recibió un reporte de que en la carretera a Zacatecas a la altura del fraccionamiento El Rosedal se encontraba una patrulla con elementos heridos en su interior. La patrulla estaba estacionada en un carril de la carretera como si hubieran hecho una maniobra para revisar algún vehículo. La Policía Ministerial dio inició a las investigaciones y recaba la información respectiva, reportó la Procuraduría.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here