Jaime Nava

De octubre del 2015 a febrero del 2018 diputados locales han facturado más de 4 millones y medio de pesos en una empresa cuyo domicilio fiscal es una casa sin terminar y abandonada en la calle de Cordillera Occidental en la colonia Lomas 3 sección de la capital potosina; según consta en documentos obtenidos a través de una solicitud de información que fue respondida parcialmente por el Jefe de la Unidad de Información del Congreso del Estado, Juan Francisco Pinoncely Noval.

Al Poder Legislativo se le pidió que entregara copia de todas y cada una de las facturas pagadas a varias empresas, entre ellas, A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V., desde el 1 de octubre del 2015 hasta el 27 de febrero del 2018; también, se solicitó conocer el monto total pagado a la empresa y el nombre de los legisladores que tramitaron las facturas.

En la respuesta, recibida el 14 de marzo vía correo electrónico, se incluyó un archivo en el que se asegura que, desde el inicio de la legislatura a la fecha, el Congreso del Estado ha entregado 4 millones 558 mil 548 pesos a A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V.; sin embargo, no entregaron ni las copias de las facturas ni el nombre de los diputados que participaron en la contratación de los productos o servicios que ofrece la empresa.

En un archivo aparte se incluyeron únicamente 6 facturas pagadas a A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V. por el Congreso del Estado a petición del diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Sergio Desfassiux Cabello y de la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Esther Angélica Martínez Cárdenas, que en conjunto suman 180 mil 300 pesos por la compra de: bultos de cemento, blocks, grava, armex tipo 2, arena, cal hidratada y varillas.

Lo anterior quiere decir que el Congreso del Estado ocultó las facturas y los nombres de los legisladores que se gastaron los 4 millones 378 mil 248 pesos restantes.

De acuerdo con el acta número 92 de la Junta de Coordinación Política los diputados Enrique Alejandro Flores Flores, María Graciela Gaitán Díaz, José Ricardo García Melo, José Belmarez Herrera, Lucila Nava Piña y Jesús Cardona Mireles aprobaron “por unanimidad” cinco facturas tramitadas por Esther Angélica Martínez Cárdenas y expedidas por A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V.

Según la fecha y hora impresas en las facturas correspondientes a los folios 1182,1183,1184,1185 y 1186, todas fueron elaboradas el mismo día y de manera consecutiva entre las 16:24 y las 16:34 horas; es decir, en solo 10 minutos. Los montos, números de acuerdo y supuestos beneficiaros de bultos de cemento, grava y arena quedaron de la siguiente manera:

Por otra parte, con el número de acuerdo JCP/LXI/071/2015, en la reunión ordinaria de la Junta de Coordinación Política celebrada el 2 de diciembre del 2015 se autorizó “la ejecución y ejercicio de la suma presupuestada bajo el apartado ‘Gestoría Institucional’ entre cada uno de los legisladores […]”. Dos días después, el 4 de diciembre, el diputado perredista, Sergio Desfassiux facturó diversos materiales de construcción por un valor de 105 mil 65 pesos en la empresa A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V. sin que se conozca el nombre de la persona que habría recibido la ayuda.

 

Abandonado, el domicilio de A&M Proveedora de Insumos para la Construcción S.A. de C.V.

La empresa se constituyó ante notario público en octubre del 2014 en Ciudad Valles con el objeto de “realizar por cuenta propia o ajena toda clase de obras y trabajos de construcción, reconstrucción, remodelación, mantenimiento, reparación de bienes inmuebles comprendiendo la aplicación de pastas, cancelería de aluminio, mampostería, pisos, fontanería, muros de tablaroca y plafones […]”.

Como socios aparecen: Sergio Hernández Espino y Ricardo Solis Montanez.

La dirección registrada por la empresa ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se encuentra en la calle de Coordillera Occidental número 374 en la colonia Lomas 3 sección; pero, al acudir a dicho domicilio, Astrolabio pudo comprobar que donde debería existir un negocio de venta de materiales de construcción no hay más que una casa abandonada que ni siquiera fue terminada.

Por medio del servicio Google Maps se puede corroborar que la vivienda se encuentra en dichas condiciones al menos desde enero del 2016.

En las facturas aparece como teléfono de la empresa un número con lada del estado de Aguascalientes: 449 912 98 09. Al llamar, una grabación indica que “no existe”. Una búsqueda por internet arroja que el teléfono pertenece a una persona de nombre Alejandro Heredia Salazar con domicilio en la colonia Trojes de Oriente en Aguascalientes.

A&M

Acta No.092 (2)

17- Acta No.17 celebrada el 02-12-2015

Comments

comments