Imagen tomada de internet
  • Héctor Domínguez no quería protección, afirmó el fiscal general.  

Leticia Vaca

Federico Garza Herrera, fiscal general del Estado, indicó que giró a instituciones para que se iniciaran las investigaciones preliminares del homicidio del muralista Héctor Domínguez, su padre y su hermano, ocurrido el pasado 20 de abril en Ciudad Valles, de las cuales se pudo descartar que se haya tratado de un ataque de un comando.

“Lo que sí les podría decir es que no fue un comando armado, eso no fue así, la evidencia que nosotros tenemos es totalmente diferente, pero no queremos especular, queremos ser responsables para que la gente sepa qué fue lo que pasó (…) se encontró una pistola de calibre 40, es la única que está en la escena” .

Mencionó que se llevan a cabo tres líneas de investigación (de campo, científica y de gabinete) de las que ya se tienen  hallazgos y elementos que les van a permitir el esclarecimiento, así como ciertas declaraciones de testigos. Aseguró Garza Herrera.

Cuestionando en torno al activismo del muralista y si este hecho pudo ser una causa de su asesinato se limitó a responder que “la Fiscalía nunca va a polemizar el hecho”.

No obstante, recordó que tras el atentado en contra del muralista el pasado mes de septiembre,  se le brindaron medidas de protección que fueron consensuadas (las cuales se vencieron en marzo pero se lograron renovar), sin embargo, él (Héctor Domínguez) no quería un operativo que lo protegiera.

“Había una orden de protección de acuerdo a como él la pidió, esa orden se remitió a la Secretaría de Seguridad Pública y era una protección de contacto donde él podía llamar, él no quería de alguna forma una protección física al lado de él, pero sí había de contacto”.

Asesinan al pintor Héctor Domínguez y a su familia

Comments

comments