Imagen tomada de internet

Xochiquetzal Rangel

El tesorero municipal de San Luis Potosí, Rodrigo Portilla Díaz, dio a conocer que la administración de Ricardo Gallardo Juárez otorgó poco más de 7 millones de pesos a al menos 70 trabajadores del Ayuntamiento por bono de marcha.

Explicó que a pesar de que los funcionarios de la administración pasada solo debían recibir la última quincena y lo proporcional a su aguinaldo, el 29 de septiembre realizaron una serie de movimientos que justificaron como gratificación, pero que de acuerdo con los informes bancarios para poder realizar la carpeta de investigación, reportaron el pago como finiquito.

Expresó que dichos movimientos se realizaron sin lógica y que tampoco fueron “timbrados”, por lo que al principio no se conciliaban dichas cuentas hasta que encontraron que eran salidas de dinero por parte de la cuenta concentradora.

Agregó que el ex secretario recibió como finiquito cerca de 280 mil pesos por haber estado en su cargo desde diciembre de 2017 al 30 de septiembre de 2018, aunque algunos más de los beneficiados fueron el ahora regidor del PRD, Eloy Franklin, así como el ex oficial mayor, Noé Lara Henríquez.

Comentó que estos recursos se financiaron con las participaciones federales que reciben los 28 de cada mes, ya que el movimiento se registró el 29 de septiembre, es decir, dos días antes de dejar sus cargos, por lo que les dejaron las cuentas a la actual administración “en ceros”.

Al ser cuestionado sobre si el ex alcalde Ricardo Gallardo Juárez recibió dinero de estas participaciones, el tesorero dijo que no, sin embargo, hizo alusión a que alguien debió dar la orden de realizar los pagos por finiquito.

Comments

comments