Por Victoriano Martínez

Si usted se cuenta entre quienes creen que la información que le presentan los distintos espacios informativos es seleccionada por los medios de comunicación por su trascendencia, importancia pública e interés para la comunidad… debe seguir leyendo.

Si se encuentra entre aquellos a quienes se le hace sospechoso que prácticamente a diario aparezca el gobernador o el alcalde en las portadas de los periódicos, los noticieros de radio y televisión y los portales Web de noticias, seguramente las tres entregas anteriores incrementaron esa sospecha y por tanto… también debe seguir leyendo.

Lo que se presenta a continuación posiblemente desilusione a quienes creían en una prensa apegada a su deber ser, y a otros les provoque una reacción al estilo “ya decía yo”. Y es que se aportan datos con los que las sospechas se convierten en certezas documentadas.

No es gratuito que de las arcas gubernamentales hayan pasado a las cuentas bancarias de los medios de comunicación 110 millones 576 mil pesos, sólo por parte del gobernador Juan Manuel Carreras López y el alcalde Ricardo Gallardo Juárez, durante 2017.

Si Gallardo resulta más opaco que Carreras porque oculta el destino de un monto 4 veces mayor, el gobernador resulta más opaco si se trata de conocer el destino específico de los recursos utilizados para promocionarse.

Carreras oculta el uso que le dio en los medios de prensa a los 37 millones 659 mil 692.37 pesos de los 50 contratos que reveló, ya que el objeto de los mismos (“la difusión de las obras y acciones de gobierno, a través de medios de comunicación masivos”) poco indica sobre la forma en que se reflejaron en las distintas publicaciones.

Y no es que Gallardo haya sido más transparente. El alcalde se vio obligado a proporcionar la información por la resolución de la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública al recursos 384/2018-3… y lo hizo de forma incompleta.

En presunto cumplimiento de esa resolución, Gallardo proporcionó 322 facturas que pagó a medios de comunicación. Se trata de apenas la comprobación del 19.07 por ciento de los recursos que entregó a la prensa.

Una transparencia selectiva que oculta principalmente lo pagado a los que han sido reconocidos en el ámbito político como medios gallardistas, lo único que deja ver es el manejo convenenciero de la información, como si el uso de 60 millones 230 mil pesos para la manipulación informativa a través de los medios no le fuera suficiente.

El panorama de manipulación informativa que deja ver, no obstante, resulta una muestra muy representativa de lo que ocurre con los recursos públicos utilizados para proyectar la imagen de los políticos a través de los medios de comunicación, pero aún más específico, a través de los espacios periodísticos que no deberían prestarse a propaganda política.

Aun así, de los 26 medios sobre los que proporcionó copias de las facturas, sólo en ocho es posible detectar las notas específicas por las que Gallardo pagó para que se publicaran.

En los periódicos El Sol de San Luis, Pulso, San Luis Hoy, el Heraldo y Plano Informativo, algunos con sus versiones electrónicas, y los portales de Internet Agenda San Luis, La Roja y Canal 7, cuando menos 615 notas que publicaron el año pasado fueron pagadas por Gallardo para su promoción.

El dato muestra el bombardeo propagandístico desplegado por el alcalde con disfraz de información periodística al que sometió a la ciudadanía, en un ejercicio en el que utilizó 60 millones 230 mil pesos de los recursos que le aportó la población a la administración municipal para engañar a esa misma población.

De acuerdo con las facturas, por 58 mil pesos el portal Agenda San Luis publicó 214 notas “informativas” en las que el principal protagonista fue Ricardo Gallardo Juárez. Se detectaron en las listas de cheques de octubre y noviembre pagos adicionales a este portal por 67 mil 512 pesos, cuyo número de notas “patrocinadas” se desconoce.

Cuando menos 140 apariciones en el periódico Pulso, en su gran mayoría con fotografía en portada, le costaron a Gallardo Juárez 3 millones 700 mil 243.60 pesos, en tanto que 20 apariciones en San Luis Hoy, con fotos también en portada, le salieron en 720 mil 590 pesos.

En el caso de Plano Informativo, en su versión impresa, se detectaron 126 notas facturadas con un costo total de 646 mil 700 pesos. No obstante, no fueron todas las que Gallardo les pagó, pues se detectaron pagos adicionales por 477 mil 920 pesos sin que se sepa cuántas notas compró con esos recursos.

En el caso del portal de Internet “La Roja”, las 76 notas reveladas le costaron al alcalde 324 mil 800 pesos.

En el portal de internet de Canal 7 se detectaron 27 notas facturadas por 487 mil 200 pesos, pero también se encontraron pagos adicionales por 324 mil 800 pesos sin que se conozca el número de notas publicadas a cambio de esos recursos.

Del periódico El Heraldo se conoce la facturación de 9 notas por un millón 86 mil 724 pesos, en tanto que de El Sol de San Luis tres notas por 238 mil 840.62 pesos. En este caso, a este diario también se le detectaron pagos adicionales por 344 mil 873.69 pesos.

Uso más allá de la propaganda

Si pagar por que la propaganda se disfrace de información periodística ya es un engaño a la sociedad, que tales maniobras se utilicen con fines políticos particulares constituye una falta mayor.

Entre la información disponible fue posible detectar el uso de esos recursos para la promoción de familiares del alcalde, simular apoyos a acciones controvertidas y justificar otras, así como atacar a contrincantes políticos.

La factura 4473 del 19 de febrero de la empresa R&A Proycom S.A. de C.V., una de las razones sociales de El Heraldo, señala como concepto “Mensaje de año nuevo del alcalde de San Luis Potosí C. Ricardo Gallardo Juárez publicado el 01 de enero de 2017”, con un costo de 25 mil 520 pesos, con IVA incluido.

La factura 4472, del mismo día emitida por la misma empresa tiene como concepto “Mensaje de año nuevo del alcalde de San Luis Potosí C. Ricardo Gallardo Cardona publicado el 31 de diciembre de 2017”, con el mismo costo.

A diferencia de los otros medios, las facturas de El Heraldo no acompañan copia de las publicaciones realizadas, por lo que no es posible determinar si se trata de un error, o efectivamente se pagó con recursos del ayuntamiento de San Luis Potosí un mensaje navideño del hoy diputado federal e hijo del actual alcalde.

En algunos casos, el concepto de la factura reproduce el título de la nota publicada, en tanto que en la mayoría se limita a señalar cobertura información por periodos y días específicos, sin hacer referencia a la información publicada.

En ese mismo diario, fue posible detectar la forma en que el gobierno de Gallardo pagó por la publicación de notas presuntamente informativas de apoyo al proyecto de cambio de luminarias con la hoy frustrada modificación del contrato con Panavi.

Se detectaron dos facturas en las que el título de la nota citada en el concepto hace referencia a apoyos a favor de la ampliación del contrato de las luminarias: la factura 4556 del 3 de abril de 2017 con el concepto “Apuestan a bajar delitos con lámparas LED”, y la factura 4566 del 5 de abril con el concepto “Apoyan luminarias”, ambas con un costo de 52 mil 200 pesos cada una.

Lo que parecía ser una nota de investigación en El Heraldo con el título “Mario García dilapidó en gasolina”, resultó ser una inserción pagada por Gallardo, según consta en la factura 4480 del 9 de febrero por 51 mil 40 pesos.

Pero no sólo en El Heraldo se localizaron casos de fines adicionales en el uso de los recursos públicos para engañar a la ciudadanía con propaganda presentada como nota.

Aunque Gallardo no reporta ningún pago a La Jornada San Luis durante 2017, entre la documentación que entregó incluyó cinco facturas de 2016 de Desarrollo Regional de Medios, S.A. de C.V., razón social de ese diario.

Entre lo facturado se encuentran seis notas que promueven actividades como la Feria del pan artesanal, la inauguración de una calle de manera conjunta con el alcalde de Soledad de Graciano Sánchez y el anuncio de la construcción del puente vehicular en Fray Diego de la Magdalena.

En julio de 2016, el alcalde Ricardo Gallardo Juárez realizó acciones represivas en contra de negocios de cuando menos dos de sus críticos: le clausuró el expendio de pañales a José Guadalupe González Covarrubias y clausuró siete tintorerías Jiffy, sin causas reales para esas medidas.

Ante la difusión de esos hechos, en los que La Jornada San Luis publicó más notas relacionadas con las clausuras que el resto de los medios, Gallardo contrató en ese mismo medio la publicación de una nota para justificar sus acciones.

Así consta en la factura FNI-467 del 5 de agosto de 2016, en la que aparece como concepto la publicación de la nota titulada “Se clausura a negocios que incumplen las normas, ataja Comercio Municipal”, publicada el día anterior.

Aunque no se cuenta con la totalidad de la información, lo poco que se han visto obligados a difundir tanto el gobierno estatal como el municipal, dan cuenta de un panorama en el que a las autoridades les importa más que su imagen por encima de favorecer que la potosina sea una sociedad bien informada.

Comments

comments