Por Victoriano Martínez

Cuando el poder es grande, echa mano de todo lo que puede simplemente por eso… porque puede.

No importa que no sea para cumplir con la función pública que se tiene el deber de cumplir.

Tampoco importa que se meta en ámbitos que no le corresponden.

Mucho menos importa si echa mano de recursos, sean materiales o humanos, para cumplir con sus fines particulares, así sea simplemente de ganar buena imagen… o ampliar sus áreas de influencia.

El grupo de Whatsapp creado por Carlos Alcantar y Gabino Morales Mendoza está ahí porque pueden presionar a los otros 153 integrantes porque existe alguna relación de subordinación.

Pero no pueden impedir que, entre un grupo tan numeroso, los mensajes que ahí se intercambian puedan ser conocidos más allá del mismo, ni lo que esos comentarios compartidos revelan.

En los mensajes hoy conocidos queda expuesto un Gabino Morales Mendoza más preocupado por ampliar su ámbito de influencia, a través de la manipulación y un manejo de alianzas más cercanas a la grilla depredadora de siempre, que a las esperanzas creadas por la Cuarta Transformación.

Calificar como traidora a Marcelina Oviedo y afirmar que con su destitución como oficial mayor del Congreso del Estado se hizo justicia coloca al grupo de Gabino Morales Mendoza como mucho más que el responsable de la superdelegación.

Más aún, que entre el grupo figure una de las propuestas para sustituir a Oviedo ya no sólo es quitar a quien les estorba, como denunció la hoy ex oficial mayor, sino operar para que llegue quien les facilitará aquello en lo que la otra estorbaba.

Y se llega a manipular incluso la información sobre la supuesta exoneración de Gabino Morales Mendoza por el Tribunal Electoral del Estado, cuando la resolución se limitó a regresar el expediente a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA para que replantee el proceso y emita un nuevo dictamen.

Señalar a quienes consideran enemigos, como ahí lo hacen, implica un serio riesgo para quien –sin deberla ni temerla– se convierta en enemigo de un grupo capaz de promover justicia como la aplicada a Marcelina Oviedo sólo porque pueden. ¿Qué otro tipo de justicia serán capaces de poder aplicar?

Un grupo así, exhibe a un Gabino Morales Mendoza a quien el poder comienza a corromper.

Transparencia Internacional define la corrupción como el abuso del poder para beneficio propio.

El grupo de Whatsapp de Carlos Alcantar y Gabino Morales Mendoza exhibe el abuso de una posición para divulgar comentarios positivos de promoción de imagen personal y la ampliación de su ámbito de influencia que nada tiene que ver con su labor como superdelegado y sí con sacar ventaja.

 

Comments

comments