Foto tomada de internet

Jaime Nava

El Senado de la República, aprobó un punto de acuerdo presentado por el senador Primo Dothé Mata para exhortar al gobernador Juan Manuel Carreras para que implemente todas las acciones necesarias e inmediatas que se requieran para restablecer la atención médica en el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto” a las personas afiliadas al Seguro Popular.

En tribuna, Primo Dothé, explicó que desde hace cinco semanas y “sin previo aviso” se le ha negado la atención médica a personas afiliadas al Seguro Popular con el argumento de que ya no cuentan con los recursos federales que el Seguro Popular transfería al estado en alusión al proceso de universalización de la salud anunciado por el gobierno federal.

En el documento presentado por Primo Dothé se explica que el proceso de universalización de la salud consiste en la fusión del Seguro Popular, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); no obstante, se advierte que la implementación de la universalización de la salud sólo ha iniciado en ocho entidades: Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Durante la presentación del exhorto, Primo Dothé dijo que en el Hospital Central han optado por sugerirle a los ciudadanos que “mejor se afilien al seguro social”, de cualquier manera, tildó de “falsos” los argumentos que ofrecen las autoridades y aseguró que, en realidad, el problema se debe a que, en noviembre del año pasado, el Hospital Central perdió tres acreditaciones y, por lo tanto, los recursos para atender: cáncer de mama, enfermedades lisosomales y la del Catálogo universal de servicios de salud (CAUSES).

Expuso que las acreditaciones se pierden por término de la vigencia, mala calidad en el servicio, falta de capacitación médica o por detección de corrupción, por lo que culpó al gobierno estatal por la pérdida de las mismas.

“La pérdida de las tres acreditaciones no es más que el resultado de una pésima administración en la implementación y ejercicio de los recursos designados por el Seguro Popular, que provocaron que los estándares de calidad estuvieran muy por debajo de lo establecido en la regulación vigente”, señaló.

Por tal motivo, el tercer punto del exhorto aprobado por el Senado de la República fue dirigido a la Auditoría Superior de la Federación para pedirle que practique una auditoría de cumplimiento financiero a las participaciones federales en los ejercicios fiscales 2017 y 2018 que se hicieron del Seguro Popular y del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud al estado de San Luis Potosí.

Asimismo, el cuarto punto contempla un llamado a la Secretaría de la Función Pública para que investigue la gestión de los servidores públicos adscritos al Régimen Estatal de Protección Social en Salud de San Luis Potosí por el cese en la atención médica en el Hospital Central.

“No es admisible medrar con la salud de la población”, dijo Primo Dothé al finalizar su intervención.