Por primera vez desde su creación, la “bóveda del fin del mundo” devolvió esta semana sus semillas a un país: Siria, ya que el banco de semillas de Alepo se dañó por la guerra civil y científicos sirios pidieron que les regresaran las casi 130 cajas de 325 que habían depositado en ella. Pero ¿qué tanto sabes de esta “arca de Noé vegetal”?

 Dentro de una montaña en una isla remota en el archipiélago de Svalbard, en Noruega, se encuentra la Bóveda Global de Semillas del Banco Mundial de Semillas de Svalbard, capaz de resistir terremotos, impactos de bombas nucleares e incluso el paso del tiempo. Tiene muchos apodos: “Arca de Noé vegetal”, “El depósito del apocalipsis” “la despensa apocalíptica” y, sobretodo, la “bóveda del fin del mundo”.
Así es la construcción de la bóveda /Foto: croptrust.org

Fue construida en una ladera de montaña del Ártico, diseñada para proteger las semillas de cultivos de cataclismos globales como guerras nucleares o enfermedades. Fue inaugurada el 26 de febrero de 2008. El enorme depósito subterráneo cuenta con más de 830 mil muestras provenientes de casi todas las naciones, incluidas, por supuesto, México.

La entrada a la “bodega del fin del mundo” /Foto: croptrust.org

La conservación de las semillas en la bóveda es un servicio gratuito y los países que envíen sus muestras seguirán siendo siempre sus propietarios. Pero sólo se recibirán semillas que sean de importancia para la seguridad alimentaria mundial y la agricultura mundial sostenible.

Japón se unió a entregar semillas después de vivir el devastador terremoto y tsunami del 2011

¿Para qué fue creada? 

En la vida cotidiana, el hombre suele tener respaldados sus archivos en una copia guardada en su computadora. Si los pierde, hace uso de su copia de seguridad. El propósito de esta Bóveda es el de almacenar muestras de semillas de cultivos del mundo. En una catástrofe, las especies no se extinguirán: se hará uso de esa “copia de seguridad” guardada en la bóveda.

Pasillos custodiados de la bóveda /Foto: AP
Uno de los pasillos de los estantes con las semillas dentro de la bodega /Foto: croptrust.org

“Nuestro objetivo es conservar aquí una copia de seguridad de las semillas de todo el planeta. Así, frente a cualquier catástrofe, de origen natural o humano, la biodiversidad de los cultivos estará a salvo. La bóveda representa una estrategia crucial para garantizar el futuro de los cultivos que nos alimentan a todos” explicó Ola Westengen, coordinador del proyecto.

«Aquí las semillas de todo el planeta están muy seguras ante un desastre, ya sea natural o creado por el mismo hombre» Ola Westengen, coordinador del proyecto.

¿Quién paga?

La institución encargada de gestionar el almacén, The Crop Group, es un organismo autónomo, pero depende de quienes financian su ambicioso proyecto. El costo de operación y mantenimiento son pagados por el Global Crop Diversity Trust, un fondo de capital mixto público y privado en el que participan numerosos países, pero también la Fundación de Bill Gates: Bill y Melinda Gates, que ha aportado 25 millones de euros, más que cualquier país. El gobierno de Noruega pone la “bodega”, los países ponen las muestras de semillas y mantienen siendo dueños de ellas.

Foto: Mari Tefre/Crop Trust/PA

La necesidad

En todo el mundo existen más de mil 700 bancos que contienen colecciones de cultivos alimentarios para su custodia, pero a mayoría son vulnerables. Algo tan mundano como un congelador que funciona mal puede arruinar toda una colección de semillas. Y la pérdida de una variedad de cultivo es tan irreversible como la extinción de un dinosaurio o cualquier especie animal.

Tipos de frijol enviados a la bodega por Colombia /Foto: Global Crop Diversity Trust

El almacenamiento

Según NordGen, la Bóveda de Semillas tiene capacidad para almacenar 4.5 millones de variedades de distintos cultivos. Cada variedad contendrá en promedio 500 semillas, por lo que podrán almacenarse en la bóveda un máximo de unos 2.5 mil millones de semillas.

México ha entregado 122 mil 800 muestras de semillas. 

Procedencia de las semillas. Color gris: sin muestras. Naranja: menos de 100 muestras. Amarillo: entre 100 y mil muestras. Verde claro: entre mil y 10 muestras. Verde oscuro: más de 10 mil muestras. 

Actualmente, la Bóveda contiene más de 830 mil muestras, procedentes de casi todos los países en el mundo, por lo que es la mayor y más variada colección de la diversidad de cultivos en el mundo. Estas muestras van desde maíz, el arroz, el trigo y la para a variedades de frijol, sorgo, berenjena, lechuga, y cebada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here