Carlos Rubio

Imagina por un minuto que eres el Procurador General de Justicia del Estado, te llegan denuncias por un escandaloso caso de corrupción en el Congreso del Estado, tienes la oportunidad de investigar y luego, de impartir justicia entre los que resulten responsables de dicho acto.  

Al final existen tres escenarios; el primero: cumples con tu trabajo como debe de ser, los culpables pagan por el delito que cometieron y todo sigue su curso normal. 

El segundo: eres la primera persona a la que no le tiemblan las manos para encarcelar a algún funcionario. La prensa y la ciudadanía reconocen tu esfuerzo y se vuelve casi obligatorio mencionarte cuando se hable de combate a la corrupción. La elección de este panorama es cuestión personal, de superación y de sobresalir. No es extraordinario lo que hiciste, sin embargo, fuiste el primero que se atrevió. 

El tercero: dejas que el asunto se disuelva para que tú y los inconformes habitantes de la ciudad puedan olvidarse de él, así como permites que muchos más delitos queden sin resolver; todo gracias a que también te has vuelto parte del problema.  

La combinación de los primeros dos escenarios, tendría al Estado con el índice de resolución de investigaciones más alto de todo el país, así que debemos asimilar, que a corto plazo no es posible si quiera vislumbrar esta posibilidad.  

Para el tercer escenario puedes dejar de imaginar y abrir los ojos, porque es la situación a la que nos enfrentamos todos actualmente. Se le llama: impunidad 

El Índice estatal de desempeño de procuradurías y fiscalías 2018, es un estudio realizado por la organización Impunidad Cero, que nos brinda un análisis de las procuradurías y fiscalías de los estados, como niveles de confianza y efectividad en resolución de investigaciones. Considera 8 indicadores de estructura, operación y resultados, para ofrecer un porcentaje de eficiencia.  

Según el estudio, en San Luis Potosí (SLP) tienes que esperar 175 minutos para realizar la denuncia de un delito en la Procuraduría General de Justicia del Estado. Siendo la séptima entidad con mayor tiempo de espera del país. La pérdida de tiempo, es la principal causa de no denuncia en México, sin embargo, no se hace nada por agilizar los trámites. ¿Es este el escudo de las autoridades para llevar una estadística menor de delitos? 

En Mexicali, Baja California, cuentan con una certificación que les exige atender una denuncia en un máximo de 17 minutos.  

Durante el 2016, en SLP solo el 35.29 por ciento de los homicidios intencionales no quedaron impunes ante la justicia.  Esto considerando la capacidad de respuesta, esclarecimiento, persecución y aplicación de sanciones por parte de las procuradurías. A nivel nacional, la impunidad de este delito es del 83.40 por ciento.  

El Estado obtuvo la posición número 16 a nivel nacional, en cuanto a desempeño de procuradurías y fiscalías, con 50.11 puntos. Pero, ¿qué pasa con la otra mitad de los puntos? Es como si la procuraduría cumpliera sólo con la mitad de su trabajo, laboraran sólo la mitad del tiempo y cuidaran sólo a la mitad de la población; como si la mitad de los delitos quedaran impunes. 

Es posible encarcelar a aquellos que creen que han burlado al sistema; a los que se sientan a legislar con denuncias en su contra; a los que pasean por las calles confiando en la ineficiencia del poder judicial.  

Dejemos de imaginar que encarcelan al funcionario más corrupto del Estado. Dejemos de imaginar que se castiga justamente a los homicidas. 

lo es cuestión de que la Procuraduría General de Justicia del Estado también deje de imaginar.