Los reporterillos de Astrolabio Diario Digital echamos un vistazo al pasado y en esta sección le presentamos uno de nuestros hallazgos:

Nadie sabe los efectos que puede tener el hecho de que una mujer se decida a terminar una relación. Un caso ocurrió el 7 de febrero de 1960, y así lo reportó el Sol de San Luis dos días después:

El Motivo fue que la hoy Víctima Pretendía Romper las Relaciones

Rosa Hurtado Vázquez Vda. de Arriaga, de 30 años, fue abatida de cinco certeros balazos que le disparó su amasio Leocadio Martínez, antier a las 17 horas, porque la víctima pretendía romper relaciones con este último sujeto, cansada de la pésima vida que le daba.

Los hechos ocurrieron en la vecina población de Bocas, S.L.P. de donde ambos protagonistas de la tragedia eran vecinos.

Una hermana de la occisa, María de los Dolores Hurtado, explicó que hacía tiempo y después de que su hermana había enviudado, empezó a tener relaciones íntimas esta última con Leocadio, individuo de pésimo carácter, quien en diversas ocasiones golpeó cruelmente a Rosa.

En una ocasión, según explicó la declarante, el individuo persiguió pistola en mano a su amasia, quien se fue a refugiar a casa de la misma María de los Dolores.

Esta última logró quitarle a Leocadio el cargador, que guardó y entregará posteriormente a las autoridades.

Respecto a la tragedia, manifestó que según ella supo, su hermana había salido de su casa a la hora indicada para hacer unas compras.

Leocadio, que andaba en estado de ebriedad, al verla en la calle se acercó a ella, y después de insultarla, desenfundó su pistola y le vació toda la carga, a pesar de los gritos de angustia que daba su víctima.

Cinco impactos recibió Rosa, que bastaron para hacerla rodar muerta por tierra.

Al parecer, Leocadio logró esquivar la persecución que de inmediato se desató en su contra, y huyó de sus perseguidores. Sin embargo, se asegura que de un momento a otro será capturado.