Eduardo Delgado

Una pequeña de apenas unos seis años de edad marchó esta mañana junto con ex trabajadores del Ayuntamiento capitalino que reclaman despidos injustificados de parte de la administración gallardista. Lo hizo exhibiendo una cartulina con el siguiente mensaje: “Gallardo: pensaste que solo afectaste al trabajador. NO. Dejaste sin sustento a toda su familia”.

Medio centenar de inconformes realizó este jueves una marcha de la plaza de Armas al Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA), donde le hicieron notar a la presidenta de ese órgano, Rosa de Guadalupe Cervantes Gamboa, que entre los afectados hay mujeres de la tercera edad que padecen enfermedades crónicas y que además sostienen a familiares discapacitados.

En el grupo “hay madres responsables de sus familias, hombres que tienen a cargo a la mamá y al papá viejitos o a un enfermo y no es justo”, aseveró una empleada que hace apenas unos meses fue despedida.

Dijo tener compañeros cuyos juicios laborales se ha prolongado más de dos años. “No lo he vivido pero cada uno de ellos me cuenta: “Fuimos, llevamos lo que nos pidieron y los representantes del Ayuntamiento no se presentaron; me citaron dentro de un mes…”. No se vale”, reclamó Adriana Amorós.

“No quiero pensar que usted está coludida con el señor (Ricardo Gallardo Juárez), pero si estos compañeros tienen años peleando…, ¿qué me va a pasar a mí? …tengo 72 años y no sé si voy a vivir tres meses porque yo ya estoy en horas extras”, añadió.

Aseguró que ella no desistirá junto con sus compañeros, porque estos “son parte de mi vida y son 24 años de trabajo en el Ayuntamiento”.

“Quisiera que la imagen que todos tienen, de que usted está coludida con él, usted se preocupara por borrarla y haga que la gente que trabaja con usted cumpla su trabajo”, le demando.

En su intervención la presidenta del tribunal les aseguro “ser sensible a la situación personal que cada uno de ustedes viene arrastrando y sé que tienen derecho a una estabilidad económica, de salud, de bienestar para sus familias, porque muchos son cabeza de familia”, enfatizó frente al grupo.

“Sé que su desesperación es mucha porque el tiempo pasa y no se ve rapidez en los procedimientos”, añadió. “Sé perfectamente su inquietud porque en algún momento trabajé con el señor Gallardo en Soledad”, pero sostuvo que en el Congreso del Estado fue reelecta para seguir al frente del tribunal con el voto de diputados de diversos partidos políticos.

Les advirtió también que deben tener cuidado con los abogados que los representan, porque si estos no defienden sus intereses “es imposible que el tribunal falle a su favor”.

Refirió que algunos litigantes “no traen testigos, documentos, reportan fechas de despidos erróneas; deben de tener una defensa adecuada porque para los abogados es muy fácil lavarse las manos”, les comentó.

Sostuvo que en el tribunal se han dictado laudos desfavorables al Ayuntamiento y que les han embargado cuentas bancarias para asegurar el pago de laudos por uno o hasta dos millones de pesos. Por eso, añadió, “es una falsedad decir que yo nunca saco un laudo en contra del Ayuntamiento”.

No obstante reconoció que el tribunal tiene sobre carga de trabajo, porque atiende demandas de los trabajadores de los 58 ayuntamientos, de todas las dependencias de Gobierno del Estado, del Poder Legislativo, del Poder Judicial, de la Secretaria de Educación, en cuyo caso los maestros duplican la cantidad de empleados de Gobierno del Estado”, aseveró.

Por tanto “nos vemos rebasados en cuanto a la cantidad de trabajo que se tiene” e indicó que solo disponen de seis mesas para atender y tramitar las demandas. “Yo quisiera tener por lo menos unas quince”, les expuso.

De todo aquello, la pequeña de trenzas, blusa floreada y pantalón de mezclilla, que entró a las oficinas del TECA levantado con sus bracitos la cartulina con el mensaje a Gallardo, seguro no comprendió nada. Quizá ella solo sabe que en su casa su mamá tiene dificultades económicas.

Comments

comments