Xochiquetzal Rangel

Los regidores capitalinos de la fracción panista buscarían la destitución del cargo de quienes resulten responsables de haber dado la orden y quien haya accionado el desalojo de la oficial del Registro Civil número 11, María Teresa Carrizales Hernández, en el que, según Verónica Rodríguez Hernández, coordinadora estatal de regidores y síndicos, hay una clara vulnerabilidad de derechos humanos.

Anunciaron que, a través de un punto de acuerdo, en la siguiente sesión ordinaria del Cabildo los regidores del PAN propondrán que se haga una investigación “a fondo” para esclarecer si se cumplió con la legalidad de los protocolos de actuación, se agotaron las instancias correspondientes y, además, convocar a una capacitación a todos los funcionarios municipales, tanto de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal como a la propia coordinadora de Derechos Humanos, Olga Palacios Pérez, para evitar que se vuelva a presentar un caso como el suscitado el lunes pasado.

Por su parte, el regidor Christian Azuara Azuara, presidente de la Comisión Permanente Municipal de Seguridad Pública, adelantó que pedirán, dentro de la misma comisión, esta semana o la próxima, una audiencia con el comisario Edgar Jiménez Arcadia para que explique qué fue lo que sucedió y así agrupar el punto de acuerdo que presentarán en sesión de Cabildo.

Respecto a las contradicciones en las declaraciones de la coordinadora Olga Liliana Palacios Pérez, pues de inicio había dicho que el protocolo de atención había sido el adecuado y que no había violación de derechos humanos, ya que María Teresa Carrizales había puesto resistencia, pero más tarde emitió un comunicado en el que pide que se haga una exhaustiva revisión del protocolo de uso de fuerza para garantizar la dignidad e integridad de las personas, Verónica Rodríguez se limitó a contestar que se apega al comunicado emitido por la Coordinación de Derechos Humanos, en el que, además, se solicita la capacitación para elementos policiacos, aunque no abundó más en la diferencia de declaraciones.

Maximino Jasso, dirigente municipal del PAN, expresó durante su intervención que “el Partido Acción Nacional condena todo acto y episodio de violencia en contra de los ciudadanos. En el PAN somos una fuerza política plural que está a favor del diálogo y es una tarea permanente de los gobiernos humanistas defender la dignidad de la persona como principio fundamental de nuestra doctrina, ser solidario, subsidiario y buscar siempre el bien común”.

Cabe mencionar que en la conferencia de prensa ofrecida en el Comité Municipal del PAN en San Luis Potosí estuvieron presentes Maximino Jasso; las regidoras Verónica Rodríguez Hernández y Dulce Karina Benavides Ávila; Luis Sandoval, secretario general del Comité Directivo Municipal; el síndico Víctor Ángel Saldaña; los regidores Christian Azuara Azuara y Jaime Uriel Waldo Luna,  sin embargo, no acudió la presidenta de la Comisión permanente de Derechos Humanos, Raquel Bárcenas, ni el integrante de la misma Alfredo Lujambio.