Eduardo Delgado 

El párroco del Santuario del Señor de Burgos, conocido como iglesia del Saucito, Fernando Castro Villanueva, consideró indispensable que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) garantice la conservación de ese vetusto recinto religioso -que está por cumplir 200 años-, “porque “tememos” que la construcción del puente subterráneo proyectado por el Ayuntamiento “afecte” los cimientos del templo”.

“Tampoco queremos (que por la obra) se pierdan tradiciones”, dijo en alusión al recorrido procesional que se realiza cada año con la escultura del Señor de Burgos, de ida vuelta por la avenida Fray Diego de la Magdalena hasta Vasco de Quiroga.

Por ende, advirtió, en la curia “tememos que se afecte la cimentación del templo, un monumento nacional que encierra una cultura religiosa muy grande”, añadió el presbítero, quien suma más de ocho años como párroco en ese templo, edificado con muros de adobe y ladrillo, recubiertos de cantera.

La procesión, explicó, “es una fiesta religiosa importante a nivel ciudad y además el Señor del Saucito es reconocido en varias partes del país”.

Refirió que “según se ve”, de lo conocido hasta ahora del proyecto, el puente tendrá “un desnivel de seis metros de profundidad y seis metros de ancho”, lo que podría dañar los cimientos.

Por tanto considero indispensable que los cimientos del santuario, localizado en la zona norte de la ciudad y a la salida a Zacatecas, sean revisados por especialistas antes de proseguir la obra inaugurada por el alcalde capitalino, Ricardo Gallardo Juárez, el pasado 7 de febrero.

El padre Fernando Castro manifestó también su preocupación porque con las obras de construcción del puente subterráneo “desaparecerían muchos árboles del camellón de la avenida Fray Diego de la Magdalena”.

Comments

comments