1102397

Katmandú, Nepal (04 de mayo de 2015).- Un equipo de policía nepalí y varios voluntarios locales hallaron los cadáveres de unos 100 montañistas y lugareños enterrados por una avalancha desencadenada por el terremoto del mes pasado, y continuaban cavando entre la nieve y el hielo en busca de decena de desaparecidos.

Los cuerpos fueron localizados en la localidad de Langtang, a 60 kilómetros al norte de Katmandú, en una ruta popular para los montañistas occidentales, donde existían cerca de 55 casas de huéspedes para senderistas, y que desapareció a consecuencia de la avalancha. Entre los muertos hay al menos siete extranjeros, aunque sólo dos han sido identificados.

Gautam Rimal, oficial adjunto a cargo de distrito en el área donde se sitúa Langtang desconoce cuántas personas se encontraban en la zona al momento de la avalancha, pero estima que sean 120 las que quedaron sepultadas. Añadió que la lluvia y el mal tiempo los obligaron a posponer su llegada al sitio.

Hasta el momento, el sismo ha cobrado la vida de 7 276 personas y ha dejado más de 14 300 heridos, según cifras odiciales del gobierno. Al menos 18 de las muertes ocurrieron en el Monte Everest, cuyas laderas fueron golpeadas por varias avalanchas.

Fuente: La Jornada.