Astrolabio

Xochiquetzal Rangel

“Si la vuelven a tirar, lo vamos a volver a levantar”, comentó en entrevista Ivette Gasca, escultora y autora de la “antimonumenta feminista” destruida el fin de semana pasado, durante la restauración de la pieza en una jardinera de la Plaza de Armas donde había sido colocada el pasado mes de octubre.

La escultura potosina comentó que el sábado por la noche, día en el que le avisaron que la pieza había sido destruida le dio entre tristeza y coraje, debido a la saña con la que debió ser destruida, pese a que es una obra cuyo objetivo es la visibilizavión de problemas como violencia contra la mujer y los feminicidios.

“Yo he visto en las redes sociales comentarios como: ‘que lo quiten, que está horrible…’, entonces siguen replicando comentarios violentos y, bueno, aquí está el resultado de todo esto, pero bueno decidimos volverla a levantar y decir que aquí seguimos en la lucha”, agregó.

De acuerdo con lo dicho por Ivette, para poder destruir la obra, como lo hicieron durante el fin de seman pasado, se necesitó a más de una persona que lo hiciera, debido a que la escultura está hecha con materiales fuertes como: que la estructura interna se realizó con varilla y metal, con un recubrimiento de malla de acero y en la estructura externa tiene un segundo recubrimiento de yeso y cemento blanco, a demás que la base de la misma es de metal y se encuentra enterrada.

“El proceso son materiales que normalmente no estan vistos como para una mujer. Por eos me gusta trabajar mucho con estos materiales porque de alguna manera es como decir todas podemos hacerla. La podrán patear, pero no se va a romper (…) ocupamos como 4 personas para poder cargarla y poderla poner. Se necesitarían 4 personas primero para hacer el hoyo y sacarla, porque así por si sola no se puede”, indicó.

Sobre la propuesta de poder realizar un monumento más grande por las víctimas de feminicidio en el estado, con un mantenimiento constante, la escultora expresó que no se necesitan más monumentos, sino que haya más seguridad, ” no necesitamos una pieza muy bien cuidada por las autoridades cuando descuidan la violencia y el feminicidio”.

Por lo que puntualizó que no denunciarán la destrucción de su obra, y en caso de que la vuelvan a tirar se volvería a restaurar y colocar.

A+