Astrolabio

Sólo Dios es perfecto

1033-1109

Frater Ignatius

Nace en Aosta Borgoña. Desde muy joven busca la vida célibe y religiosa, su padre no lo deja y es cuando Anselmo se dedica a viajar. Tal vez por la tristeza experimentada debido a la muerte de su querida madre. Llega a la abadía de Bec y estudia con el afamado prior Lanfranc. En 1060 toma las órdenes monásticas.

Sólo tres años después queda como prior de Bec y durante los siguientes treinta años se dedicaría a escribir una prolífica obra teológica y filosófica, quedando como abad.

Se le recuerda como padre de la tradición escolástica y arzobispo de Canterbury desde 1093 hasta su muerte. Sus argumentos lógicos son poderosos dispositivos expuestos en dos obras muy importantes, el Monologion (soliloquio) y el Proslogion (discurso); en estas obras presentó variados argumentos con el fin de comprobar la existencia de Dios.

En el siglo XII las obras de Platón y Aristóteles habían sido redescubiertas y reinterpretadas por los escolásticos que intentaron sintetizar las ideas griegas con la teología medieval. Con base en la tradición griega, se dice que los estudiantes de Anselmo se habían preocupado al escuchar una justificación racional de la existencia de Dios que no se basaba solo en la aceptación de las Escrituras o de la enseñanza doctrinal.

Anselmo sostiene que la esencia de Dios es existir. Si Dios existe en la mente también existe en la realidad. Incluso un ateo que lo niega ya lo está afirmando. Es el llamado argumento ontológico, el cual ha hecho correr ríos de tinta por las mentes más sofisticadas de nuestro tiempo. Varios a favor, varios en contra, es un debate que sigue al día de hoy y que involucra diferentes ramas de la filosofía y de los estudios del lenguaje.

La importancia de Anselmo es esencial para la vitalidad de la filosofía y para el nacimiento de la universidad. Abre la puerta para la llegada de Tomás de Aquino, Buenaventura, Duns Escoto, Guiilermo de Occam y otros.

En el debate filosófico todas las voces son importantes y sirve para enriquecer esta disciplina que lleva siglos demostrando su utilidad tanto en el pensamiento como en la acción.

A+