A woman cries as relatives of inmates gather outside the Topo Chico prison in the northern city of Monterrey in Mexico where according to local media at least 30 people died in a prison riot on February 11, 2016. Riot police and ambulances were deployed at the Topo Chico prison as smoke billowed from the facility. Broadcaster Televisa reported that 30 died while Milenio television spoke of 50 victims, with inmates and prison guards among them.   AFP PHOTO / JULIO CESAR AGUILAR / AFP / Julio Cesar Aguilar

 

Ciudad de México (12 de febrero de 2016).- Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, dijo que dentro del penal de topo Chico se encontraron drogas, armas, pantallas, y hasta memorias usb, después de que elementos policiacos realizaran un recorrido dentro de las instalaciones.

En conferencia de prensa, el gobernador detalló que ya se tomó el control total del penal, después de que no se había podido tomar, siempre respetando los derechos humanos de los internos.

“Hasta el momento se han trasladado a 233 internos a otros penales. Y los familiares ya pueden ingresar a ver cómo se encuentran los internos”.

Confirmó que el inició del motín comenzó por una riña entre dos internos, y que este problema deriva también de que dentro del penal se encuentran tanto internos del fuero federal como estatal.

Entre otros problemas que derivaron fue que hay custodios insuficientes, y la corrupción. Asimismo, por la incapacidad financiera para la construcción de otro penal.

El dato.

Se encontraron medio kilogramo de mariguana, cocaína, 120 puntas artesanales, 2 pantallas de televisión, 400 encendedores, 16 memorias usb, 28 pinzas, 86 cuchillos, entre otras armas y objetos.

Dijo que todos los fallecidos fue a causa de heridas por arma blanca, golpes, martillos palas, armas punzocortantes, de las encontradas en el penal.

Asimismo, hay una persona con herida de bala, por lo que se investiga a uno de los custodios que disparó.

Fuente: La Razón.