Como parte de las acciones para cumplir la legislación en el proceso que está por iniciarse, el Instituto Nacional Electoral ofreció capacitación a personal del Municipio de San Luis Potosí, con el objetivo de garantizar la imparcialidad y equidad del proceso electoral que concluirá el próximo siete de junio.


Integrantes del Cabildo, del gabinete y personal de la administración municipal se comprometieron a realizar su trabajo cotidiano sin que los programas, acciones u obras sean ocupados para influir en las preferencias electorales de la ciudadanía.


Representantes de la Junta Local del INE en San Luis Potosí recordaron que los servidores públicos deben abstenerse de solicitar paga, promesas de dinero u otra recompensa a cambio del voto; así como hacerlo mediante amenazas o la violencia, presionar para asistir a eventos proselitistas, así como suspender beneficios de programas sociales si no votan por algún instituto político o aspirante a un cargo de elección popular.


No obstante, aclararon que las personas que laboran en el Municipio de San Luis Potosí y otras dependencias gubernamentales tienen derechos políticos, pero podrán ejercerlos los días inhábiles, así como fuera del horario de trabajo.


La autoridad electoral recordó que queda suspendida cualquier promoción de avances o logros, además de logotipos y slogan, aunque podrá difundir campañas en materia de educación, salud y protección civil.

image