Astrolabio

2-BOLETÃ-N 644

 

Ciudad de México (10 de febrero de 2016).- México y Brasil están entre los cinco países que más redujeron el bajo rendimiento escolar en matemáticas entre 2003 y 2012, mientras que Uruguay fue el segundo donde más aumentó, según el informe publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre 64 naciones.

México es el país que más redujo ese porcentaje, al pasar del 65 por ciento al 55 por ciento, mientras que en Brasil disminuyó del 75 por ciento al 67 por ciento. No obstante, están entre los 20 países que tienen más porcentaje de alumnos de 15 años de edad sin el nivel mínimo en matemáticas, lectura y ciencia, las tres áreas analizadas.

El reporte, basado en los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) de 2012, precisó que el 55 por ciento de los estudiantes de 15 años en México, es decir, 805 mil 842 tuvo un bajo rendimiento en matemáticas frente al promedio de la Organización que es del 28 por ciento.

Gabriela Ramos, consejera especial del secretario general y directora de gabinete de la OCDE, dijo que en México la probabilidad de tener bajo rendimiento en matemáticas es mayor para los estudiantes socio-económicamente desfavorecidos, para las mujeres, para los que acuden a escuelas rurales, los alumnos de origen inmigrante, para quienes no han recibido educación preescolar, y para quienes no tienen actividades extracurriculares.

Atribuyó al ausentismo de los docentes como “otro elemento que en México es relevante […] también donde los maestros han reportado niveles de ausentismo es evidente que cuentan con menor desempeño. Tenemos que abordar el tema de que los maestros estén bien capacitados pero que también asistan a dar clases”.

Países tan diversos económica y socialmente como Brasil, México, Túnez, Turquía, Alemania, Italia, Polonia, Portugal y Rusia lograron reducir el porcentaje de estudiantes sin el nivel mínimo en ese periodo.

Para la OCDE, eso demuestra que los resultados educativos dependen de muchos más factores que simplemente la renta per cápita de un país, por lo que todas las naciones pueden mejorar el rendimiento de sus alumnos si implementan las políticas adecuadas.

En Uruguay, el porcentaje de alumnos de 15 años sin el nivel mínimo establecido por la OCDE en matemáticas pasó del 48 por ciento al 55 por ciento, entre el informe PISA de 2003 y el de 2012, en los que se basa este nuevo estudio.

España mantuvo entre 2003 y 2012 el mismo porcentaje de alumnos con bajo rendimiento en matemáticas, cerca del 25 por ciento,, la misma tendencia que siguió Estados Unidos, estable en el 25 por ciento,.

En conjunto, el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento en matemáticas aumentó en 14 países, y lo hizo por más de 7 puntos porcentuales en Suecia, Uruguay, Nueva Zelanda y Eslovaquia.

En el lado opuesto de la gráfica, nueve países redujeron ese porcentaje, entre ellos México, Túnez y Brasil, con caídas de alrededor de los 10 puntos porcentuales.

España está justo por encima de la media de la OCDE en alumnos con bajo rendimiento en lectura (18.3 por ciento,) y matemáticas (23.6 por ciento,), y por debajo en ciencia (15.7 por ciento,).

Analizando los 34 países que conforman la OCDE, el estudio revela un incremento de 0.7 puntos porcentuales en el porcentaje de alumnos sin el nivel mínimo en matemáticas.

Los resultados son mejores en lectura, ya que los países de la OCDE que participaron en los informes PISA (siglas en ingles del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) 2000 y 2012 redujeron el porcentaje de bajo rendimiento en este área por 1.6 puntos porcentuales de media.

El mayor progreso lo ha registrado la ciencia, con un descenso de 2.1 puntos porcentuales de media entre 2006 y 2012.

Shangai (China), Singapur, Hong Kong (China), Corea del Sur, Vietnam, Finlandia, Japón, Macao (China), Canadá y Polonia ostentan los mejores resultados en las tres áreas estudiadas, con menos o alrededor de un 10 por ciento, de alumnos sin el nivel mínimo.

En el lado opuesto, Indonesia, Perú, Colombia, Qatar, Argentina, Brasil y Túnez, están entre los diez con más alumnos sin el nivel mínimo en las tres materias, con porcentajes superiores al 50 por ciento,.

Los estudiantes tienen más probabilidades de mostrar bajo rendimiento si proceden de una familia de bajos recursos, si son hijos de inmigrantes, si solo tienen un progenitor y si asisten a una escuela rural.

Otros factores de riesgo son el no haber tenido educación preescolar, el haber repetido algún curso, el mal comportamiento, una mala gestión de la escuela, o una ineficaz política educativa por parte del Gobierno.

Los jóvenes de 15 años sin el nivel mínimo están en un riesgo mayor de abandonar los estudios, suelen acabar en trabajos peor pagados y poco gratificantes, participan menos en política y muestran una salud peor.

Fuente: Sin Embargo.

Leave a Reply

A+