Abelardo Medellín

Vecinos de los fraccionamientos Granjas de la Florida, Bosques de la Florida, Residencial la Florida Bugambilias, La Herradura y la comunidad de Jassos, acusaron en rueda de prensa al Instituto Municipal de Planeación (Implan) de haber ignorado su participación en la consulta ciudadana del Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano de San Luis y el Programa de Desarrollo del Centro de Población de San Luis, además de denunciar que fueron favorecidos los intereses de la empresa Cal Química Mexicana S.A. (Calidra).

En el comunicado que ofrecieron los quejosos, exponen que los programas de ordenamiento territorial fueron “una vil comparsa”, y señalaron que rechazan la forma en que se llevaron las consultas ciudadanas.

Refirieron que dentro de la consulta no se permitió participar de forma directa, sino sólo a través de un escrito con folio de recepción, y tras haber presentado sus observaciones, los vecinos Bosques de la Florida y el resto de los fraccionamientos recibieron el folio con número de caso 200412 y fecha del 10 de marzo, mismo al que el Implan debió responder en su página de Internet, sin embargo no fue así.

De acuerdo con los representantes de los fraccionamientos, cuando advirtieron que su participación no fue tomada en cuenta dentro de las respuestas de la página, se dispusieron a llamar al instituto, donde les aseguraron que era un problema técnico de la página.

Además, criticaron que el Instituto Municipal de Planeación, a pesar de no responder a las observaciones de la ciudadanía, sí atendió las observaciones de la empresa Cal Química Mexicana S.A., con lo cual “la actual administración municipal está demostrando que no tiene voluntad para tomar en cuenta la participación de los ciudadanos, aunque la ley se los mandate, obedeciendo a intereses empresariales, personales y electorales”.

En el comunicado, los representantes de fraccionamientos exponen además que la instalación de la planta industrial El zacatón, perteneciente a la empresa Calidra, transgrede los derechos humanos de los habitantes de la zona, como el de “vivir en un medio ambiente que garantice nuestra salud y la seguridad de una vivienda digna”.

Destacaron que las observaciones hechas al Implan dentro de su documento incluyen las sentencias que “decretan la NULIDAD de la licencia de uso de suelo, la licencia de construcción y la autorización de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la planta industrial contaminante”, las cuales se desahogaron en juicios ante el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa.

Finalmente, hicieron un llamado al Cabildo de San Luis Potosí y a la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas (Seduvop) para que revisen a fondo los documentos de la mencionada obra, ya que, de ser autorizada la obra, “sería un verdadero desastre […] en zonas que ya están habitadas, porque desde 1992 el uso de suelo es precisamente habitacional”.