Xochiquetzal Rangel

La Dirección de Ecología contempla dentro del presupuesto de 2020 una partida para adquirir sensores que puedan medir partículas 2.0, además de no descartar implementar verificaciones de autos en la entidad.

El titular del área, Israel Esparza Rodríguez, apuntó que actualmente el Ayuntamiento de San Luis Potosí se encuentra monitoreando con dos sensores de aire zonas como las ladrilleras y alrededor del DIF municipal, pero los datos apenas están siendo analizados por especialistas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Pese a que sólo dos de los cuatro sensores con los que cuenta el Ayuntamiento están en funcionamiento para medir la contaminación, incluyendo la PM 2.0, el funcionario aseguró que esto no ha costado recursos monetarios a la administración, y señaló que la empresa Respira ha cotizado 50 monitores de aire, cuyo costo oscila entre 800 y mil 500 dólares, cada uno.

“No son los normados por Semarnat, pero sí son lo suficientemente precisos para medir lo que estamos haciendo y esté incidiendo en favor de disminuir las emisiones en la atmósfera”, comentó.

Respecto a la propuesta de implementar verificaciones vehiculares, Esparza Rodríguez expuso que han sostenido pláticas con una empresa reconocida a nivel mundial que mide la verificación en la Ciudad de México, pues se analiza la viabilidad de que se puedan implementar verificentros en la capital.

Asimismo, dijo que se busca que, al hacer la revisión, los coches puedan transitar libremente por Querétaro, Estado de México, Hidalgo, Puebla y Michoacán, entidades que están adheridas al programa de verificación vehicular de Megalópolis, que pueden transitar en la CDMX sin la necesidad de pagar un engomado adicional.

Finalmente, indicó: “buscaríamos el mecanismo y creo que sería bueno que la Megalópolis o la CAME nos pudiera ingresar porque, socializándolo con varias cámaras, como que no se reconociera la verificación vehicular de San Luis lo veían como un tema recaudatorio”.