El tesorero capitalino y la síndico Alicia Nayeli Vázquez dieron a conocer que cerca de 200 trabajadores municipales interpusieron una demanda contra la administración pasada.

Xochiquetzal Rangel

En conferencia de prensa, la segunda síndico municipal, Alicia Nayeli Vázquez y el tesorero municipal, Rodrigo Portilla Díaz, dieron a conocer que más de 200 trabajadores del ayuntamiento capitalino interpusieron hoy por la mañana una demanda en lo particular contra la pasada administración por presuntos desvíos en los abonos que realizaban cada mes a prestamos que solicitaron con la empresa Famsa y Caja Libertad, lo cual asciende a más de 11 millones de pesos.

De acuerdo con lo expresado por Portilla Díaz, la responsabilidad de las cerca de 250 denuncias por abuso de confianza y fraude recaería en el ex tesorero municipal, Emmanuel Ramos, debido a que a los afectados sí se les descontaba de su nómina mensualmente el monto que se destinaría a los créditos, sin embargo nunca se realizaron dichos pagos y el dinero tampoco se encuentra en las arcas municipales.

Explicaron que estos pagos corresponde realizarlos directamente a la Tesorería y, al no hacerse, los responsables del desvío serían los titulares del área, es decir el ahora diputado y dirigente del Partido Verde Ecologista de México.

Asimismo, refirió que 180 trabajadores municipales fueron directamente afectados por el desvío de abonos, ya que, además de ser hostigados por las empresas de créditos, están en riesgo de perder bienes como casas y automóviles, debido a que se encuentran en buró de crédito por la falta de pago.

“No sólo nos robaron a nosotros, le robaron a todos los habitantes de San Luis Potosí”, indicó José Mauricio Moreno Álvarez, policía municipal afectado por el desvío de abono, quien, a pesar de que por dos años se le descontó de forma mensual por nómina, adeuda 75 mil pesos a Famsa.

Según refirieron Alicia Nayeli Vázquez y Rodrigo Portilla Díaz, el Ayuntamiento hará frente al adeudo de cerca de 11 millones de pesos que se tiene con Famsa y Caja Libertad con el recurso presupuestado en los egresos municipales etiquetado como “fondos ajenos”, el cual, de los 40 millones de pesos que tenía, sólo cuenta 11 millones de pesos para pagar el adeudo por el desvío de recursos por abonos de los trabajadores.