En septiembre se registró un conato de enfrentamiento entre manifestantes y policías. Foto tomada de Internet.

Leticia Vaca

“Se corre el riesgo de que la gente actúe por su propia mano”, advirtieron habitantes de comunidades de Villa de Zaragoza que se presentaron en el Pleno del Congreso del Estado para pedir la intervención de los legisladores para que sean reabiertas las instalaciones de la presidencia municipal que se mantienen tomadas por un grupo de manifestantes desde julio. 

Oralia López Castro, una de las quejosas, expuso: “queremos que la presidencia nos ofrezca los servicios que por derecho nos corresponden, sin embargo no podemos exigir ni siquiera servicios del registro civil”.

Asimismo, atribuyó el plantón a intereses personales, ya que, refirió, son alrededor de 30 personas quienes impiden el acceso a las instalaciones de la alcaldía de Villa de Zaragoza, quienes además ya cerraron un pozo de agua y cancelaron la recolección de basura.

“Queremos que se libere el acceso a las instalaciones y que si quieren el plantón siga, para que la administración pueda trabajar”, concluyó. 

Falta de voluntad del Gobierno del Estado

Al respecto, la diputada Marite Hernández Correa, a quien, al igual que el legislador pianista Rubén Guajardo Barrera, se le encomendó atender a los quejosos y mediar en el caso, evidenció que tanto el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tobías, como el gobernador Juan Manuel Carreras López son quienes deben atender la problemática de Villa de Zaragoza. 

“Le toca a la Secretaría de Gobierno y al propio gobernador, que son quienes tienen que tener la gobernabilidad; son las más altas autoridades en el Estado (…) en la última reunión que se tuvo con la presidencia municipal llegó un asesor de la Secretaría de Gobierno, pero la verdad es que está estancado”, indicó.

La legisladora puntualizó que es un asunto al que se le debe dar prioridad, pero hay falta de voluntad del Ejecutivo. “Hay una violación sistemática a los derechos, falta de agua, de los servicios; incluso, hay gente que va de comunidades lejanas a solicitar un servicio y encuentra cerrado, eso no puede ser, tiene que estar en funcionamiento”, sentenció.