Prácticamente con la carrera por las candidaturas 2015 en marcha, cae una “bomba” sobre el Partido Acción Nacional, y específicamente contra una de sus cartas fuertes: Alejandro Zapata Perogordo.

Los videoescándalos habían tomado un receso y ahora llegan en un momento más que inoportuno para el ex senador, ex alcalde y ex aspirante a la gubernatura por el partido blanquiazul.

Videos en poder de Reporte Índigo muestran al coordinador de la fracción del PAN en el Congreso de la Unión, Luis Alberto Villarreal; el vicecoordinador Jorge Iván Villalobos Seáñez; los diputados de Nuevo León y Sonora, Martín López y Máximo othón Zayas, respectivamente; y el enlace panista en San Luis Potosí, Alejandro Zapata Perogordo.

El Partido Acción Nacional se caracteriza por el apego a las “buenas costumbres” y la moral, y con el video queda claro que sus militantes disfrutaron de bailes, toqueteos y sabrá Dios qué más; pero más allá de eso, está la cuestión de con qué dinero pagaron ese festejo.

La cuestión monetaria viene al caso porque los legisladores panistas acudieron a Puerto Vallarta con el pretexto de su reunión plenaria para discutir la postura del partido ante las reformas estructurales, allá en enero de este año. Ahí, rentaron la Villa Balboa, una mansión que cuenta con alberca, spa y sala de cine; pasar una noche en ese lugar tiene un costo de 3,200 dólares por noche.

Ahora bien, para su reunión, los panistas recibieron 1.5 millones de pesos, que bien pudieron costear la fiestecita privada de la que circulan imágenes por toda la red.

Si bien lo que los panistas o funcionarios de cualquier otro partido hagan con su vida privada no concierne al público, sí es de interés de la sociedad el uso que dan a los recursos que se recaudan vía impuestos y van a parar a la clase política.

Ya dirigentes del PAN declararon que el dipu-table no afecta la imagen del partido sino de quienes ahí participaron; en cualquiera de los casos está claro que Zapata Perogordo debe restar unos cuantos puntos en las preferencias electorales para el año que entra… si es que logra una candidatura al interior de su partido.