Leticia Vaca

La diputada Alejandra Valdés Martínez no acudió a la audiencia a la que habría sido citada por la Fiscalía, y en su lugar acudió un empleado del Congreso de nombre Carlos Velázquez Navarro, quien se presentó como su abogado. 

De acuerdo con la información que dio a conocer Ciudadanos Observando, Valdés Martínez tuvo que presentarse la semana pasada, aunque no se aclara que día.

“Precisamente para evitar que la diputada de Morena Alejandra Valdés desviara recursos públicos para su defensa fue que exigimos solicitara licencia al cargo y enfrentara como cualquier otro ciudadano la denuncia penal que tiene en la Fiscalía General por el presunto hecho de extorsión en contra de un ex asesor del Congreso del Estado de San Luis Potosí”, se lee en la publicación de la organización en su cuenta de Facebook.

El abogado, según Ciudadanos Observando, percibe un sueldo mensual de 40 mil pesos, por lo que consideraron que es “inadmisible” que un empleado del Congreso sea utilizado para atender situaciones personales de la diputada. “Los asesores no son empleados particulares de los diputados y reciben un sueldo por medio del Congreso del Estado de San Luis Potosí. Cualquier servidor público del Poder Legislativo que recibe recursos públicos está imposibilitado para representar extrajudicialmente a un diputado y sería hasta tráfico de influencia”, sentenciaron. 

En ese contexto, anunciaron que se presentará una denuncia ante la Contraloría Interna del Congreso, por uso de atribuciones indebidas del servicio público.

Finalmente, insistieron en que Alejandra Valdés debe pedir inmediatamente licencia a su cargo mientras se lleva a cabo el proceso penal en su contra.