Astrolabio

Abelardo Medellín

El rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Alejandro Javier Zermeño Guerra, presentó la tarde de este viernes 29 de abril su segundo informe de actividades de la gestión 2020-2024, en el cual afirmó que la palabra que mejor describe la primera mitad de su gestión es “covidoso”.

Pese a reconocer que los primeros dos años de su rectoría fueron marcados por la pandemia de covid-19, Zermeño Guerra resaltó que la UASLP logró entregar satisfactoriamente un grupo de egresados integrados por 370 alumnos de nivel medio superior, 3 mil 675 egresados de nivel licenciatura, 173 alumnos egresados con especialidad, 356 más egresados de maestría y 88 que obtuvieron su doctorado.

En lo correspondiente a la UASLP como entidad académica, el rector comentó que esta consiguió 20 acreditaciones y reacreditaciones de programas académicos, además de la acreditación integral de la institución.

“Se posiciona la Universidad en la vanguardia nacional de los programas acreditados”, agregó al pie de esta información el rector.

Durante la ceremonia se informó que actualmente la Universidad cuenta con 130 cuerpos académicos de los cuales 56 están consolidados, 55 en vías de consolidación y 19 en formación.

Además, se recordó que actualmente la Universidad cuenta con 579 investigadores dentro del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), 353 en nivel 1, 67 en el nivel 2 y 42 en el nivel 3, el cual es el más alto acreditable; a esta cifra, se suman los 117 candidatos a obtener una categoría.

Entre los logros presentados durante el informe, Zermeño Guerra mencionó los trabajos de edificación, remodelación y habilitación de infraestructura para fines académicos en las entidades académicas de la zona Huasteca, Rioverde, Matehuala, Salinas y Tamazunchale.

“Las condiciones económicas que afrontan las instituciones educativas son especialmente difíciles en esta época, pero aun así, en la medida de lo posible, la institución se solidarizó con sus trabajadores”, mencionó Alejandro Zermeño, quien explicó que su gestión ha apoyado con ajustes por escalafón a los trabajadores de la universidad, misma que buscó beneficiar a las bases y ajustar las condiciones laborales para otorgar una mayor certeza laboral, aunque reconoció que no ha sido un proceso tan rápido como se desea por problemas “externos”.

“En cuanto a la investigación que ha sido profundamente afectada por políticas de desaparición de fideicomisos, trabajamos en un proyecto de reglamento de ingresos extraordinarios que se requiere adecuar al nuevo estatuto orgánico, estará concluido en cuestión de meses y con ello otorgaremos el reconocimiento a los universitarios, del esfuerzo para la generación de recursos extraordinarios”, afirmó el rector de la UASLP.

Según Zermeño Guerra, una necesidad que tiene actualmente la Universidad es la creación de una Secretaría de Enlace y Vinculación Social; la propuesta de crear esta Secretaría, según el rector, sigue en pie, pero detenida ante la ausencia de recursos humanos autorizados para ello.

“Se ha hecho un gran trabajo en relación a uno de los grandes males de la sociedad, que lamentablemente también aqueja la vida universitaria, este es la agenda de equidad, respeto y vida libre de violencia, acoso y hostigamiento que en forma preponderante afecta a las mujeres de nuestra institución”, opinó el rector, quien dijo esperar que los cambios de protocolos y los cursos, permeen en la comunidad y que los resultados se reflejen en la erradicación de este “flagelo social”.

En materia institucional, Alejandro Zermeño afirmó que la administración a su cargo ha adquirido un “compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas” y ha trabajado para confrontar el reto de lograr una autonomía financiera para la institución y de cara al futuro.

Zermeño Guerra dijo que la oferta cultural que ha promovido la comunidad universitaria y que se oferta para todos los potosinos incluye “clases, talleres, exposiciones, conferencias, presentaciones de libros, conciertos y demás presentaciones artísticas, que se vuelven un respiro para todas y todos en un mundo caótico”.

Comentó además que, durante el último año, la apertura de los gimnasios y áreas deportivas, permitieron eliminar el sedentarismo que dejó la pandemia, además de que se han mejorado los servicios de salud preventiva.

Como un breve comentario al pie de la última parte de su informe, el rector dijo: “Al comité asesor externo (…) mi eterno agradecimiento por sus opiniones y consejos”.

Rumbo al centenario de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el rector aseguró que la institución busca mostrar una institución que “escucha, atiende y soluciona, una Universidad que se manifiesta en contra de la violencia en todas sus formas”.

“A dos años de adquirir el compromiso como rector de esta máxima casa de estudios he afrontado la responsabilidad de reconocer y visibilizar las grandes problemáticas de esta institución, el primer paso rumbo a la solución de cualquier problema, siempre será el diagnóstico, hoy sabemos dónde estamos y reconocemos que hay mucho trabajo por hacer y se han dado ya los primeros pasos de la acción”, agregó Alejandro Zermeño Guerra.

A+