Astrolabio

rutina-de-ejercicios

¿Qué quieres lograr al hacer ejercicio?

Elegir la mejor hora para practicar alguna actividad depende de muchos factores, entre ellos, el objetivo que busques con el ejercicio.

Por ejemplo, para conseguir resistencia aeróbica, es decir, la capacidad biológica para mantener un esfuerzo prolongado a una intensidad media o baja, ejercitarte a una hora u otra no varía el rendimiento.

Pero si quieres entrenar el esfuerzo de corta duración a una intensidad muy alta (resistencia anaeróbica), lo mejor es hacerlo después de las 18:00 horas.

Durante la mañana, la temperatura corporal está en su punto más bajo, y tiene menor flujo sanguíneo; por la tarde, la temeperatura del organismo sube y mejora el rendimiento y disminuye el riesgo de lesión: los músculos están más calientes y flexibles. Es importante que si se realizan competencias, el entrenamiento debe ser a la misma hora.

Si deseas aumentar la masa muscular, lo mejor es entrenar a primera hora del día o la última de la tarde; así las hormonas ayudarán a lograr el objetivo. Ahora que si lo que deseas es perder grasa, lo recomendable es hacerlo por la tarde, cuando el metabolismo comienza a disminuir.

Con el ejercicio, se acelera el metabolismo y sigue consumiendo calorías. La temperatura del ambiente también influye: entre más frío haga, más calorías se queman.

Entrenar a primera hora obliga a acostarse antes, pero genera constancia y regularidad, ya que es más difícil cancelar el entrenamiento por imprevistos, además, la persona se mantiene activa todo el día. La desventaja es que se requiere un calentamiento más largo por las horas de inactividad. Hacerlo al mediodía es ideal para quien trabaja por las mañanas y tiene ocupaciones en la tarde.

Hacer ejercicio por las tardes es bueno porque se tiene más fuerza y es más difícil lesionarse, además se libera el estrés acumulado durante el día.

Finalmente, entrenar por la noche no es tan recomendable porque la adrenalina que se genera con el ejercicio puede causarle insomnio a algunas personas.

 

Fuente: La Silla Rota.

A+