Astrolabio

Fernanda Durán

Durante la conferencia matutina de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la entrega de concesiones a empresas de energía en sexenios anteriores, y recordó la planta termoeléctrica instalada por Iberdrola en el municipio de Tamazunchale.

En Palacio Nacional, el mandatario federal mencionó a Iberdrola, empresa de origen español, y a Claudio X. González, “quien fue asesor económico de [Carlos] Salinas cuando se reformó una ley secundaria para la entrega de concesiones a las empresas particulares eléctricas y no solo eso, era socio de una planta termo eléctrica en la Huasteca Potosina, en Tamazunchale”.

La entrega de estas concesiones evitaba la participación del Gobierno en la toma de decisiones, por lo que en el caso de la energía eléctrica, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) comenzó a quedar de lado, “antes decidía cómo subir la energía a las líneas de trasmisión y ahora no puede”.

“Llegaron al extremo de que las leyes no las hacían los legisladores, a veces ni las leían, eran despachos de abogados y extranjeros los que elaboraban las leyes para asegurar que iban a ser inamovibles y cubrirían todos los campos”, recalcó.

Con el paso de los años, la central termoeléctrica instalada en Tamazunchale ha sido blanco de denuncias por parte de investigadores, campesinos y habitantes de las zonas aledañas al río Moctezuma, debido a la grave contaminación que se presenta en la zona.

Dicha contaminación hídrica se origina por la empresa que descarga “aguas muertas” al río, lo que afecta la producción de café, naranja y maíz, así como el incremento en los casos de cáncer.

Aunque distintas administraciones han prometido cambios en la Ley del Agua para priorizar a las comunidades indígenas que utilizan este recurso natural, la empresa continúa dañando el ambiente y los recursos del territorio potosino.

También se encuentra el caso de Villa de Arriaga, donde Iberdrola instaló 672 paneles solares para producir energía en 750 hectáreas que pertenecían a ejidos; esto afectó la biodiversidad del territorio, puesto que provocó la migración de la fauna endémica y la tierra se volvió infértil.

A pesar de estas situaciones, en su página oficial Iberdrola presume que la planta de ciclo combinado en Tamazunchale cumple con normas y certificaciones.

Sin tomar en cuenta el impacto negativo que ha generado la central térmica, hoy en día pretenden su ampliación en la Huasteca Potosina; organizaciones campesinas aseguran que la planta pone en riesgo la productividad agrícola y la salud de la población por sus emisiones.

Un lugar que se encuentra al acecho de las “energías limpias” es Valle Umbroso, donde la empresa MRS Moctezuma pretende instalar paneles solares al arrendar más de 500 hectáreas, lo cual implicaría un impacto ambiental similar al de Villa de Arriaga, razón por la que los comuneros se oponen a su llegada.

A+