11

España, (23 de abril de 2015).- Lentamente. Instituciones y empresas empiezan a discernir el potencial de un idioma que es, sin duda, la mayor aportación histórica y cultural de este país, al menos la más influyente. Y es que el español ha ido más rápido que ministerios y embajadas. Su crecimiento arroja cifras jamás imaginadas hace pocas décadas, y su vigor económico supone un regalo que es urgente aprovechar para dejar de ser el hermano pobre del todopoderoso inglés y de un francés que ya no tiene la fuerza de antaño, pero que siempre cuenta con importantes recursos. Del chino no hablamos, de influencia relativamente pequeña más allá de sus fronteras, su potencial en todos los sentidos alcanza siempre cifras tan mastodónticas que hacen muy difícil un análisis global.

Para empezar (a hablar, precisamente), más de 540 millones de personas utilizan el español como lengua nativa, segunda o extranjera. Si el 6,7% de la población mundial es hispanohablante, se espera que en tres o cuatro generaciones sea el 10%. Esta coyuntura va a ser estudiada y debatida en Ifema durante el Foro Internacional del Español que comienza hoy, día que se recuerda a Cervantes, y concluye el domingo.

Esta iniciativa de apoyo al idioma cuenta con la colaboración de Unidad Editorial, empresa editora de este diario, que además organiza la mesa redonda ‘El español: un viaje de ida y vuelta (la influencia latinoamericana en nuestro idioma)’ que se celebrará mañana a las 11:30 en la Pasarela Miguel de Cervantes del pabellón 14 de la Feria de Madrid.

Ponentes de excepción en esta charla moderada por el periodistaRubén Amón serán el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, el escritor y periodista Juan José Armas Marcelo y el ensayista y filósofo Javier Gomá.

Más de un centenar de conferencias dan forma a un programa que se integra en bloques temáticos en estas cuatro jornadas: la traducción y la tecnología lingüística, la cultura, el turismo y la enseñanza del español y, por último, el ocio a través del idioma y la propiedad intelectual.

Uno de los elementos de estudio más interesantes de este foro es el análisis del presente y el futuro del español en Estados Unidos. Más de 50 millones de personas de su censo constituyen la población hispana y los datos demográficos estiman que, en 2050, será el país con mayor número de hispanohablantes. Su cada vez mayor peso mediático y económico tiene ya un significado protagonismo en la carrera por la Casa Blanca.

Otro factor que refuerza el optimismo es la radiografía de nuestro idioma en internet. El español es la tercera lengua más utilizada en el Red, con un 7,8% de usuarios. Según datos del Instituto Cervantes, en la primera década del siglo se ha registrado un crecimiento superior al 800%. España y México son los únicos representantes de nuestra comunidad lingüística que entran en el ranking de los 20 países con más usuarios de internet. Un medidor interesante de los latidos del idioma en el ciberespacio es la enciclopedia babélica,Wikipedia, coescrita por los internautas en 285 lenguas. Esta obra coral coloca al español en el quinto lugar en número de visitas.

El universo paralelo de las redes sociales también habla castellano. Sus mayores termómetros, Facebook y Twitter, nos citan en segundo lugar tras el inglés. Resulta curiosa su buena salud en las dos grandes capitales anglosajonas: Nueva York y Londres. La eñe palpita tras la lengua madre también en segundo lugar. Cómo han cambiado las cosas, ¿verdad?

Una de las actividades destacadas del foro es el concurso Premios Ñ de microrrelatos, vigente hasta el sábado a las dos del mediodía. En Twitter, los usuarios podrán participar a través del hashtag oficial #Ñ con un relato de un máximo de 140 caracteres que tenga la letra «ñ» como protagonista. Serán premiados con un móvil tanto el más original como el más retuiteado.

Un área que, a pesar de la mejora registrada en las últimas dos décadas, requiere un esfuerzo adicional por ser acreedor perpetuo durante siglos es el de la investigación científica. En datos por países,España ocupa el noveno lugar en la clasificación mundial de producción de ciencia. Además, la crisis económica ha erradicado, al menos a corto plazo, las posibilidades de mejora.

Sin embargo, lo importante es saber del páramo de dónde veníamos y cómo, poco a poco, han mejorado las cosas. Según datos del índice medidor de impacto científico Journal Citation Reports (JCR), el número de revistas científicas españolas se ha multiplicado por cinco desde 1998. En este sentido, la Fundación CSIC presenta en el foro una exposición sobre la aportación capital a la ciencia española de esta institución de 75 años de historia.

Empieza el debate. Pidan la palabra. El español fluye. Nosotros lo seguimos. Lentamente.

 

Fuente: El Mundo

Leave a Reply