Angélica Campillo

El Comité Estatal para la Seguridad en Salud dio a conocer las estrategias para el regreso escalonado de las diferentes actividades en los 58 municipios de la entidad en la transición a la nueva normalidad a partir del 1 de junio, en el marco de la pandemia por el coronavirus.

La titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, explicó que las autoridades sanitarias de San Luis Potosí:

Coinciden con el establecimiento de un semáforo nacional con indicadores objetivos que sean de aplicación a la totalidad de la entidad, así como con la pertinencia de la ponderación que ha establecido la Federación y que ésta rija la conducta en el estado, de acuerdo al nivel de riesgo. 

Como segundo punto, señaló que se recomienda la apertura gradual, escalonada y segura, iniciando en el ámbito productivo.

Asimismo, como tercer punto dijo que se recomienda que durante junio no se reaperturen actividades escolares, gubernamentales, recreativas ni sociales.

Apuntó que el semáforo de riesgo COVID se basará en cuatro indicadores: tendencia de ocurrencia de casos; tendencia de hospitalización; porcentaje de ocupación hospitalaria, y la detección de casos nuevos en los últimos 14 días.

Refirió que, con base en estos indicadores, se estableció un semáforo nacional con los mismos indicadores para todos los estados, mismo que en la actualidad se encuentra en rojo en prácticamente todo el país, aunque hay algunos que ya han empezado a salir o a entrar a la epidemia; agregó que esto va a ser importante durante las siguientes semanas para continuar observando cómo va avanzando la epidemia. 

Rangel Martínez reveló que, en la actualidad, San Luis Potosí se encuentra en semáforo rojo, ya que está entrando a la fase más importante del repunte de contagios, donde se debe tener el mayor cuidado y precaución en las actividades y la toma de decisiones, de manera muy precisa.

Puntualizó que, de acuerdo al nivel de riesgo del semáforo, se verá qué actividades se podrán ir reactivando, las cuales están divididas en cuatro grandes grupos: económicas; sociales y recreativas; educativas, y gubernamentales.  

Detalló que las medidas generales para el regreso escalonado que aplicará para todos los espacios públicos y privados, tanto abiertos como cerrados, son: la protección de personas en situación de riesgo como aquellos adultos mayores de 60 años y los que cuentan con factores de riesgo como obesidad, diabetes, hipertensión arterial, mujeres embarazadas, entre otras; mantener la sana distancia, ya que el virus se contagia de persona a persona y en espacios cerrados; filtros de acceso en todos los espacios; uso de cubrebocas por parte de la población en general en el transporte público, al momento de acudir a hacer compras en áreas de autoservicio y al acudir a realizar algún trámite en donde la distancia entre las personas es menor a un metro y medio; limpieza y desinfección de superficies; lavado de manos con agua y jabón, y/o alcohol en gel; elaboración e implementación de protocolos de atención en seguridad en salud para el regreso escalonado de actividades que incluye tanto la capacitación, la difusión, el monitoreo y coordinación con las instituciones de salud para que se lleven a efecto en todos los espacios.

Por separado, el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, sostuvo que, con base en la semaforización nacional, en San Luis Potosí se estableció un criterio de que hay máximo riesgo de contagio, por lo que no se puede, a partir del 1 de junio, regresar a las cuatro actividades. 

Comentó que el Comité Estatal para la Seguridad en Salud recomendó la reapertura gradual y escalonada de las actividades, iniciando en el ámbito productivo, es decir, en uno de los cuatro bloques que corresponde a la industria automotriz, la construcción y la minería. Dijo que, adicionalmente, sugirió que durante el periodo en que permanezca ese indicador en el semáforo, no se aperturen actividades gubernamentales, escolares ni sociales.

Declaró que en San Luis Potosí se añadirán actividades de carácter sustantivo, que va en línea con lo que recomendó el Comité, y su regreso será del 1 al 15 de junio, con los protocolos sanitarios autorizados por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social, o por los ayuntamientos. Adelantó que más tarde se dará a conocer la lista de las actividades sustantivas, de carácter productivo. 

Carreras López especificó que durante junio no regresan las actividades no esenciales: educativas, es decir, las clases presenciales; gubernamentales, salvo las que consideradas como esenciales y de atención al público; así como las actividades sociales y recreativas.

Se informó que cada semana se dará a conocer la semaforización y cada 15 las proyecciones de contagios y hospitalización, a cargo del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología (Conacyt).