Astrolabio

Por Antonio González Vázquez 

Como quien anda en plena campaña electoral, saludan a la cámara con la “V” de la victoria.

La Dirección de Comunicación Social del ayuntamiento de San Luis Potosí publicó la imagen como parte de la información difundida para la clausura del Festival de la Cantera.

Con la V de la victoria, para que se sepa de lo que se trata, como una premonición, como un deseo… fue “aplastante”.

En la plaza pública, a sus espaldas miles, y ellos con la V de la victoria, esa que se muestra como reto en las contiendas políticas porque se tiene músculo y se tiene con qué llenar plazas.

Solo le faltaban a la plaza los tendederos, estandartes y banderas con el vota por…, pero eso ya vendrá pronto, para eso estamos trabajando.

Fue un éxito o mejor, un exitazo; 450 mil personas en diez días, es decir, 45 mil todos los días, es como ganar el 40 por ciento de los votos que se necesitan para llegar al Senado.

Visto así ha sido un éxito rotundo, muéstrese  la V de la victoria, uno con la derecha y otro con la izquierda, vamos por todo, vamos con todo, la gente está contenta; para la tercera edición del Festival vamos por 750 mil.

Intocable aplastó, fue una presencia aplastante, vamos por el camino correcto, nos quieren, nos aman y nos necesitan.

Es la V de la victoria como en el arranque de una campaña que va por todas las canicas o como un cierre donde llevas ya todo en la bolsa y sólo resta el trámite de las urnas.

Los mismos que inauguran el Festival son los mismos que lo clausuran, están todos los que son y son los únicos que pueden estar, los mandamases que en adelante levantarán la V de la victoria todos los días.

Ya la gente lo ha pedido a garganta abierta: que la fiesta se repita el año que entra y ¿quiénes somos nosotros para negarles ese placer?, vamos por el que viene, más fiesta, más jolgorio, más felicidad y lo mejor de todo, “gratis”.

Llena la plaza a reventar, algo nunca antes visto, algo inédito, un fenómeno, un milagro…mira cómo nos vitorean, cómo repiten en coro nuestros nombres, es un éxtasis, ya no hay punto de retorno, a la victoria por  siempre…vamos por un escaño y luego al infinito y más allá.

A+