Astrolabio

[image_gallery images=”15112:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1737-copy1.jpg,15111:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1738-copy1.jpg,15110:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1975-copy1.jpg,15109:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1985-copy1.jpg,15108:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1996-copy1.jpg,15107:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC2004-copy1.jpg,15106:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1935-copy1.jpg,15105:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1946-copy1.jpg,15103:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1813-copy.jpg,15104:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1954-copy.jpg,15102:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1826-copy.jpg,15101:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1851-copy.jpg,15100:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1883-copy.jpg,15099:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1784-copy.jpg,15098:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2015/07/DSC1797-copy.jpg,” ][/image_gallery]

Por: Diana Lopez

“Recuerden llevar paraguas por si llueve”, sugirió un día antes Red Diversificadores Sociales a través de su página de Facebook; pero no, el clima favoreció la IV marcha LGBTTI, que partió del Parque de Morales a la plaza Aranzazú.

Cerca de las cinco de la tarde comenzó a surgir el ambiente a la entrada. Familias, parejas, carros alegóricos y la prensa se reunieron en espera de la señal de partida.

Los rayos del sol se asomaban de vez en cuando, mientras la música electrónica resonaba desde uno de los vehículos revestido con imágenes de artistas pop.

El líder de la organización Red Diversificadores Sociales, Paul Ibarra, pronunció el discurso de salida: denunció al gobierno, a la iglesia y al rechazo a igualar los derechos de personas de diferente orientación sexual; y al grito de “¡Mi comunidad!” cientos de personas partieron.

Fue una marcha pacífica, sin festejos, pero con el ambiente de personas orgullosas de su orientación sexual. Su andar se complementaba con cantos, porras y frases de denuncia como: “Mismos impuestos, mismos derechos” y la exigencia a diputados locales para que se pongan a trabajar.

A su paso personas grabaron, tomaron fotos o simplemente admiraban este movimiento que lucha por sus derechos, por eliminar la homofobia y la discriminación.

Así, una de las avenidas emblemáticas de la ciudad se cubrió de pancartas, cantos, carros alegóricos y banderas con los colores del arcoíris. La marcha de cientos de personas fue resguardada a distancia por elementos de tránsito.

Desde las unidades móviles la música de cumbia, electrónica y pop amenizó la marcha; personas a bordo de los vehículos arrojaron paletas y otros objetos a transeúntes.

La iglesia de Tequisquiapan, la Casa de la Cultura, el Cine Avenida y la escultura de las Tres Gracias, no hicieron distinción de orientaciones sexuales ni juzgaron a los manifestantes.

Familiares se unieron con pancartas de apoyo a sus hijos, nietos, hermanos, tíos y padres que son parte de esta comunidad. “#LoveIsLove”, rezaba uno de los carteles en manos de una pareja de chicas.

Tampoco faltaron los reyes y representantes de belleza ataviados con coronas, tacones y vestidos largos, que sostuvieron las lonas al frente de la marcha, saludando a los curiosos y automovilistas que también demostraban su apoyo haciendo sonar su claxon.

Finalmente, un escenario listo los esperaba en la explanada de la Plaza de Aranzazú. La música de cumbia lo recibió y éstos ingresaron, llenando de colores y un gran ambiente la locación. Ahí tuvieron un show bastante nutrido, de humor y discursos para todos. Con la presencia de “Doña Márgara” y otros que amenizaron el evento, antes de dar paso a la música; la gente continuaba llegando y muchos, con celulares en mano, no dejaban pasar la selfie o la foto con personas de este movimiento.

Así me alejé del lugar, donde jóvenes y adultos se involucraron en un evento en demanda de la igualdad de derechos. Que piden no ser juzgados por su orientación ni personalidad.

Un evento de una comunidad que exige ser aceptada y respetada. Que se une día a día a la lucha social.

“Porque también pagamos impuestos”, rezaba una de las pancartas.

“Porque también somos seres humanos”.

A+