Astrolabio

Angélica Campillo

Ante los hechos de inseguridad registrados recientemente en Tamazunchale, el vocero de la Arquidiósesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, hizo un llamado a las autoridades, a quienes advirtió que “si buscan el cargo, acepten la carga que supon el cargo”.

De acuerdo con declaraciones del sacerdote, originario de Tamazunchale, fue informado por parte de amigos que durante todo un día estuvo sitiada aquella demarcación, algunos transeúntes fueron encañonados y aunque no les hicieron daño, el susto nadie se los quita, “no había guardias nacionales, no había autoridades que pusieran un alto a los delincuentes”.

Priego Rivera aseveró que Tamazunchale se caracteriza por ser un lugar concurrido y mercantil, y el que haya estado desierto este martes 5 de abril, habla del miedo que hay entre la población.

“La certeza de saber que su ciudad está en manos de los delincuentes, causa mucha inseguridad”.

El vocero de la Arquidiócesis potosina apuntó que una de las cargas más pesadas y dolorosas para los gobernantes, en este caso Ricardo Gallardo Cardona, es tener que combatir y repeler al crimen organizado, y no es posible que una ciudad como Tamazunchale quede a manos de la delincuencia.

“Se está viendo en muchas partes de la República, donde grupos delincuenciales se apoderan de las poblaciones, y ojalá que no vaya a ser este el caso de Tamazunchale”.

Priego Rivera dijo tener conocimiento de la visita en San Luis Potosí el pasado lunes 4 de abril del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y de la titular de la Secretaría de Seguridad del Gobierno Federal, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, a quienes el mandatario Ricardo Gallardo Cardona les solició 400 elementos de la Guardia Nacional.

No obstante, el sacerdote manifestó que el aumentar el número de policías no disminuye la delincuencia, puesto que tienen la orden de no repeler las agresiones, pero a ellos sí los matan.

Además, cuestionó qué van a hacer los 400 Guardias Nacionales.

“¿Nada más llevarse a los internos a penales federales? necesitamos más que eso, necesitamos un compromiso serio por parte de las autoridades para erradicar, para devolver a nuestras poblaciones la seguridad que han perdido”, insistió.

Respecto a las declaraciones de Gallardo Cardona, quien afirmó que este grupo armado solo fue a Tamazunchale a hacer sus compras, ya que iba solo de paso a otros estados, el padre aseveró:

“¿Cómo voy a saber que van de paso?, tengo conocimiento que hubo personas que fueron amedrentadas. Yo no sé si van de paso, si viven ahí o si llegan a las cercanías, pero esto huele a que enviaron un mensaje a las autoridades y también a la población de Tamazunchale. Y si van de paso, qué pena para aquellos habitantes de los lugares a donde van a llegar”.

Para el vocero de la iglesia potosina, la presencia de hombres armados en Tamazunchale se trató de un anuncio de su llegada a ese municipio: “ya llegamos’, puede ser ese el mensaje, y no el de ‘ya nos vamos”.

Según lo mencionado por el sacerdote, “la delincuencia no se anda con balazos, ellos reciben con balazos”, por lo que uno de los deberes del Estado es proteger al ciudadano, a costa de lo que sea.

“No se trata de echar culpas, sino de trabajar en coordinación para dar al ciudadano la seguridad que ya no tiene”, finalizó.

A+