5

México (11 de abril).- Desde noviembre del año pasado, Rubén Palomino y Alejandro Sulvarán han dado vida a un par de troncos del camellón de la avenida Álvaro Obregón, en la colonia Roma. Con el único apoyo de vecinos y autoridades delegacionales, ambos artistas dedican una buena parte de su tiempo a tallar sendos árboles.

Cuando comenzó el proceso de recuperación del camellón citado, fueron derribados 64 árboles sin utilidad que representaban un peligro para los transeúntes. De allí vino la materia con la que trabajan ambos creadores.

Sin embargo, en enero pasado, Palomino fue asaltado y perdió todas sus herramientas, por lo que solicitó la ayuda de vecinos de la zona para recuperar su instrumental y continuar con su trabajo.

A partir de entonces, terminada la vida biológica de un árbol, se apuesta a extenderla como obra de arte, y al mismo tiempo dejar el espacio habitual del artista para trabajar en la calle y mostrar todo su proceso creativo.

“Primero revisamos los troncos y los pelamos para ver el estado de la humedad, la polilla y los hormigueros; ya después empezamos a trabajar. La sociedad es la que más nos ha apoyado y tenemos el permiso de la delegación”, comenta Palomino, de origen michoacano que recuerda que desde su infancia comenzó su relación con la talla en madera.

Ambos artistas integran el grupo Ajolote Escultores, que tiene casi cuatro décadas de trabajo de manera independiente.

No perciben un sueldo. “De amor al arte no se vive, pero seguramente el día de la presentación traeré pinturas y esculturas para vender aquí”, finaliza Palomino, quien ofrece clases y talleres de pintura y escultura, además de vender sus creaciones.

 

Fuente: Milenio.