Angélica Campillo

El arzobispo de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, calificó como “un fenómeno medio extraño” los recientes robos a restaurantes de la capital potosina, y en ese contexto manifestó que las estrategias de seguridad por parte de las autoridades, están fallando.

Refirió que se dice que la ciudad de San Luis Potosí es tranquila y segura, “pero me extraña que en esos lugares de encuentro social, como son precisamente los restaurantes, se estén dando ese tipo de cosas”, por lo que consideró que se debe analizar más a qué se debe, cuál es la causa, y “quién lo soltó”.

El arzobispo consideró que ante estos hechos hay una falla grave en las estrategias de seguridad, lo que podría llevar a que los ciudadanos salgan a defenderse por sí mismos: “necesitamos una policía que estudie más para eficientar sus actividades y ayudarnos y favorecernos con ese orden, esa paz y tranquilidad que necesitamos los potosinos”.

Asimismo, reveló que le preocupa que durante las fiestas decembrinas y la llegada de turistas a la ciudad, puedan aumentar los niveles de inseguridad, ya que “hay muchos eventos fuera, en las plazas… Y estas cosas que se están dando, ¿no van a afectar primero al turismo?, ¿no va a ser afectado el empresario?, pero en primer lugar la ciudadanía en su tranquilidad, en su derecho de estar en paz en la ciudad, yo digo que sí. Tienen que llevarse a cabo estrategias más seguras, más efectivas, ante esta situación”.

Finalmente, el sacerdote comentó que este mes de diciembre empezó un poco diferente, pero dijo esperar “que pronto venga esa tranquilidad”.