RubenPAN

Por: redacción / San Luis Potosí, México (28 de abril de 2015).- Para el 2050, la población adulta mayor será representada por uno de cada cuatro habitantes en San Luis Potosí, por lo que el reto de cualquier legislador es atenderla, y no permitir el abandono, desempleo, maltrato físico o psicológico por parte de familiares, así como despojo de propiedades, dinero y hasta de la pensión alimentaria.

Así lo consideró el candidato a Diputado Federal por el VI Distrito, del PAN, Rubén Guajardo Barrera; por ello, el aspirante planea apoyar una política nacional sobre vejez y envejecimiento, con base en los derechos humanos; donde la pobreza, la marginación, desigualdad y discriminación, no sean el pretexto de la cultura asistencialista que por años se ha mantenido en el país. Exhortó a pensar en recuperar el lugar preponderante que esta gente solía tener en el tejido social como una figura de jerarquía y respeto.

La deuda con las personas de la tercera edad es histórica, ya que las fallas de las autoridades se evidencian cuando no se observan políticas públicas eficientes que les ayuden a pasar lo mejor posible los últimos años de vida, y se ven en la necesidad de empleo, seguridad social, atención médica y defensoría legal. El estado, así como el resto del país tiene una tendencia a al alza de longevidad, por lo que se tienen que prever aspectos como la seguridad social y creación de ciudades amigables donde se impulse el rediseño de la arquitectura para que puedan trabajar lo mejor posible.

El candidato añadió que la última retribución que se les puede dar por el tiempo de enseñanza y experiencia es buscar empoderarlos, promocionando redes comunitarias y familiares que salgan de entre los diferentes poderes que coadyuven mitigando sus dificultades.

Leave a Reply