Revista Desastre 

Después de estar desaparecida dos días, el 4 de abril fue encontrada sin vida Sherlyn Montoya, una mujer transgénero de 29 años de edad que dedicaba su vida a defender los derechos de las personas trans en Honduras. Su cuerpo presentaba signos de tortura y se hallaba en el interior de un costal en el municipio de Tegucugalpa.

La última vez que se le vio fue el 2 de abril en una gasolinería a las 9 de la noche, un par de días después apareció sin vida y la policía no tiene reportes de sus agresores. Sherlyn colaboraba con la organización civil Arcoíris LGBT. Asimismo, formaba parte del Grupo de Mujeres Transexuales Muñecas de Arcoíris, en el cual prestaba sus servicios mediante la sensibilización de la población sobre temas relacionados con la igualdad y el reconocimiento de las personas trans.

“No solo quitaron la vida a una joven, que eso ya de por sí no tiene nombre, sino que también dejaron sin su sustento a una anciana madre y a tres sobrinas que dependían de ella”, declaró Donny Reyes, coordinador general de Arcoíris LGBT. La mujer, también conocida como La Diva, era muy conocida en la localidad por sus esfuerzos a favor de la población trans, por lo que su muerte conmocionó a diversos sectores diplomáticos y a favor de los derechos humanos.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos y la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos, dos grandes organizaciones en el país, emitieron un comunicado en el que reprueban la muerte de la mujer y exigen al Estado hondureño a que realice una investigación exhaustiva que garantice la impartición de justicia al caso.

Por su parte, la Unión Europea solicitó a Honduras que tome medidas en el caso para que los responsables sean sancionados: “Muy consternados ante la noticia de la muerte de miembro de la comunidad LGBTI y miembro de la Fundación Muñecas de Arcoíris. Independientemente de nuestra orientación sexual, todos tenemos los mismos derechos humanos”, señaló Ketil Karlsen, embajador de la Unión Europea en Honduras.

También indicó: “Pedimos a las autoridades investigar este y otros casos pendientes y llevar a los responsables ante la justicia. La Unión Europea reitera su firme compromiso con los Derechos Humanos y expresa su más sentido pésame a sus familiares y amistades”. Desde 1994, se han ejecutado 269 homicidios en contra de personas LGBTI en Honduras, de los cuales 97 eran personas transgénero, esto de acuerdo con datos recabados por Muñecas de Arcoíris.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here