Eduardo Delgado

Con la supuesta finalidad de cumplir la sentencia del Tribunal Electoral del Estado, el Ayuntamiento de Villa de Reyes, encabezado por la alcaldesa perredista Erika Irasema Briones Pérez, incurrió en un acto “denigrante y deshonesto”, al asignarle a tres regidores un granero como oficinas, coincidieron las magistradas y el magistrado integrantes de ese órgano jurisdiccional en sesión celebrada este lunes.

Pese a ello, le fijaron a las autoridades municipales diez días hábiles para el cumplimiento de su resolución aprobada el 29 de noviembre de 2019, con la advertencia de que, en caso de desacato, el Tribunal enviará el expediente al Congreso del Estado para que los diputados emprendan el procedimiento de suspensión y revocación del mandato de los miembros del Cabildo, excepto de los afectados.

Advirtieron que la ocupación del espacio asignado les exigiría a las regidoras María Consuelo Zavala González, del PRI; Alma Graciela Segura Hernández, de Conciencia Popular, y al regidor priista Carlos Gerardo Espinoza Jaime, “un esfuerzo adicional de adaptación”, pues es un sitio confinado, con iluminación deficiente, construido para almacenar granos.

Es un silo, lugar seco en donde se guarda el trigo u otros granos, semillas o forraje, “con ventilación deficiente y no diseñado para ser ocupado de manera permanente por personas”, describieron.

El 29 de noviembre de 2019, recordaron, el Tribunal local aprobó la sentencia, confirmada luego en la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por la que ordenaron dotar a los promoventes del Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano de un espacio y todo lo necesario para el ejercicio de su encargo público.

En asamblea celebrada este lunes avalaron por unanimidad el acuerdo propuesto por la magistrada presidenta Yolanda Pedroza Reyes, relativo al expediente identificado con la clave TESLP/JDC/58/2019, promovido contra el Ayuntamiento presidido por perredista Erika Briones.

Ello, luego de que acreditaron que a los demandantes les fue propuesto ocupar como oficinas un espacio en la calle Ponciano Pérez número 45, en la cabecera municipal, sin servicio de agua, energía eléctrica, drenaje, sanitarios, teléfono ni internet.

Sitio del que resulta “una diferencia desproporcionada e injustificada que resalta a simple vista”, comparado con la oficina de la síndico, determinaron los responsables de impartir justicia en materia electoral.

En consecuencia, ordenaron al Cabildo proceder al cumplimiento inmediato de su sentencia aprobada hace más de dos meses, “con el apercibimiento” de que, en caso de incumplimiento, se le impondrá una multa que por el monto equivalente a 100 Unidades de Medidas de Actualización, así como de otra “mayor”.

Lo anterior, con independencia de darle vista al Congreso del Estado para solicitarle el inicio del procedimiento de suspensión y anulación de mandato de los miembros de la alcaldía, incluida la presidenta municipal.

Sometido el acuerdo a la consideración del pleno, el magistrado Rigoberto Garza de Lira expuso que el Ayuntamiento “pretendió hacer un cumplimiento simulado de la sentencia”, al confirmarse que el espacio asignado carece de servicios básicos y es “completamente insalubre”, lo que “denigra a la persona e investidura” de regidoras y del regidor.

Por tanto, agregó, “la simulación de cumplimiento de sentencia me parece un acto deshonesto frente a la sociedad y al propio Tribunal”, y por ende propuso omitir los apercibimientos de multas.

La magistrada Adriana Dennise Porras Guerrero avaló la propuesta de Garza de Lira, “porque el imperio de la ley tiene que ver con la plena ejecución de las sentencias” y “el que se respeten las decisiones de este tribunal es lo que le da fuerza”, abonó.

A su vez, la magistrada presidenta se mostró conforme e instruyó al secretario de Estudio y Cuenta para modificar el acuerdo y asentar en el expediente lo sugerido por su homologo.

Así, el tribunal reiteró la orden al Ayuntamiento presidido por Erika Briones, exdiputada federal por y exregidora en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez por el Partido de la Revolución Democrática, de que les proporcione a los quejosos de oficinas y de los materiales necesarios para el desempeño de sus funciones.