Ciudad de México, (1 de mayo de 2015).- En protesta por el retiro de su candidatura a diputada local independiente, la aspirante Rafaela Romo Orozco se “crucificó” enfrente de las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE), al que responsabilizó de “cerrarle” el paso.

Romo fue descartada como abanderada por no rendir su informe de gastos de precampaña realizados durante las tareas de recolección de firmas para la candidatura independiente por el distrito 31 de Iztapalapa, que comprende el predio El Molino.

“Para nosotros esto ha sido un viacrucis, juntar las firmas, pasar todos los filtros, registrarse, y ahora no….no sé porque nos invitan a los ciudadanos a inscribirnos si no nos dejan pasar”, dijo la aspirante, por cuya causa durante más de dos horas se mantuvieron bloqueadas las vialidades aledañas al INE, ubicado en Viaducto Tlalpan y Periférico.

 

Aseguró que no hizo todo ese espectáculo por aferrarse a una postulación: “No me inscribí porque fuera mi decisión. La coordinación de unidades habitacionales, transporte, ciudadanos y cooperativas de mi zona decidieron que yo encabezara esto…la gente decidió y yo solamente acaté”. 

 

Tras permanecer un tiempo considerable atada a una cruz y en el sol, la aspirante fue desatada por supuestos problemas de baja de presión.

El Universal

Leave a Reply