Astrolabio

María Ruiz

El fiscal general del Estado, José Luis Ruiz Contreras, dio a conocer que los hechos suscitados en el municipio de Cerritos, donde una familia de cuatro integrantes fue acribillada a balazos, se trató de un posible enfrentamiento entre el crimen organizado, sin embargo, familiares han refutado esta afirmación.

Esto según lo indicado en los primeros datos del indicio criminal, en el que al menos intervino una persona en motocicleta, dos vehículos y el avistamiento de más gente armada en los hechos.

Respecto a la existencia de más personas lesionadas en este supuesto enfrentamiento, Ruiz Contreras aseguró que posiblemente haya más heridos o inclusive pérdidas de vida, pues hasta el momento la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene asegurados dos de los vehículos que se utilizaron en el acto, los cuales muestran manchas hemáticas que no corresponden a los cuatro integrantes de la familia asesinada.

“Esto nos permite establecer esta posibilidad, de que fue un enfrentamiento entre dos grupos delictivos”, apuntó.

Un familiar, el posible detonante de los asesinatos

Por parte del Ayuntamiento de Cerritos, encabezado por la alcaldesa Leticia Vázquez Hernández, se informó sobre la detención de un individuo que presuntamente participó en el enfrentamiento.

“Es un hecho lamentable, una familia de cuatro integrantes fue asesinada de manera cruel. Desafortunadamente también un integrante de esa familia está ligado al crimen organizado y creemos que esa fue la causa por la que fueron contra esta familia inocente”, mencionó la presidenta municipal.

Por esta situación, según lo mencionado por la edil, se decidió fortalecer la seguridad con elementos de la Guardia Civil.

“Aún así nos faltan más elementos. El día de ayer llegaron unos más de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), donde suman con otras corporaciones un aproximado de 100 elementos que nos están resguardado para garantizar la seguridad del municipio“, explicó.

Además, Vázquez Hernández compartió que Cerritos enfrenta un déficit de personal de seguridad municipal, pues “nadie quiere ser policía ante el presente peligro, les da miedo”.

“Tenemos una fuerza de 17 policías municipales”, expuso.

Criminalización de las víctimas

Ante este suceso, el vocero de Seguridad, Miguel Gallegos Cepeda, mencionó que presumiblemente estos hechos se derivaron por una pugna de la plaza de venta y consumo de drogas.

“Se abaten tres delincuentes, entre los mismos grupos delincuenciales”, dijo.

Sin embargo amigos y familiares de la familia Rosales Dimas —que hoy se encuentra sin vida— han manifestado que lo señalado por Gallegos Cepeda no es verdad y que tan solo se trataba de gente inocente y trabajadora, víctimas de la delincuencia organizada.

A+