Leticia Vaca

Bodas y bautizos se llevarán a cabo con una asistencia de menos de 20 personas, informó el vocero del Arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera.

El sacerdote explicó que esta medida será para quienes no quieran reagendar sus eventos, y destacó que “con las medidas que han instruido las autoridades sanitarias, los templos deberán ser continuamente limpiados y desinfectados”.

En ese contexto, refirió que las celebraciones religiosas de bodas, quince años, presentaciones, etcétera, no han sido canceladas, sólo reagendadas: “les decimos, ‘si no quieren pocos asistentes, reagéndala’”.

Las misas continuarán celebrándose sin fieles, y de presentarse asistentes deberán ser un máximo de 20 personas y se cuidará que se mantenga la distancia y se cumplan las medidas sanitarias, “sin convocar a procesiones, viacrucis, rosario de pésame, etcétera” De igual forma, refirió que los comedores comunitarios continuarán brindando su servicio.

Recordó que las iglesias no serán cerradas porque “se tiene la experiencia de que no hay aglomeraciones, van una o dos personas”.

Además, Priego Rivera pidió a todas las iglesias de las diferentes religiones no hacer celebraciones masivas y sumarse a las medidas higiénicas que ha implementado la Secretaría de Salud.

Como medida, agregó, las construcciones en templos también fueron suspendidas para evitar gastos: “todo lo superfluo se debe evitar, recibimos un comunicado del señor arzobispo, que quienes tuviéramos obras las paráramos porque no sabemos cuánto va a durar la contingencia (…) tenemos que cuidar nuestros recursos”