Astrolabio

Angélica Campillo

Las fracciones parlamentarias del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso del Estado presentaron un punto de acuerdo para exhortar a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) a realizar un estudio socioeconómico a los alumnos y alumnas con el fin de exentar del pago de cuotas a quienes cuenten con escasos recursos y facilitarles el acceso a estudios de nivel superior.

La diputada Nadia Ochoa Limón refirió que las universidades tienen la importante tarea de formar personas capacitadas que sean agentes de cambio y de una transformación consiente, equilibrada y eficiente, además de que uno de sus objetivos es evitar la deserción escolar.

Explicó que según el documento denominado Estadística Educativa de la Dirección General de Planeación, Programación y Estadística Educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP), durante el ciclo escolar 2020-2021 en el estado de San Luis Potosí hubo un total de 79 mil 491 estudiantes en el nivel superior, de los cuales el porcentaje de abandono se situó en el 11.6 por ciento.

El Censo de Población y Vivienda 2020 publicó que, de cada 100 personas mayores de 15 años, solo 21 terminan su educación superior en San Luis Potosí.

Si bien Ochoa Limón mencionó que hay muchos factores que influyen en el fenómeno de la deserción durante la educación superior, en muchas ocasiones tiene que ver con problemas socioeconómicos asociados con el nivel de ingreso familiar.

Señaló que las cuotas de inscripción que maneja la UASLP para el ciclo escolar 2021-2022 oscilan entre los 5 mil 395 pesos a 12 mil 118 pesos para nuevo ingreso; de 5 mil 395 pesos a 16 mil 064 pesos para nuevo ingreso no incorporado; de 5 mil 592 pesos a 9 mil 087 pesos para reingreso; de 4 mil 288 pesos a 11 mil 075 pesos para reingreso de generaciones especiales; y de 2 mil 632 pesos para servicio social.

La diputada señaló que para las familias de estudiantes que cuentan con trabajos fijos, el pago de dichas cuotas podrían no representar un problema, sin embargo, para las familias que comprenden los sectores vulnerables, podrían representar un monto muy difícil de devengar, sobre todo si se toma en cuenta que la mayoría de las y los alumnos con alguna situación económica adversa provienen de las comunidades más alejadas de la capital potosina o incluso del interior del estado, por lo que tienen que erogar un gasto extra en el hospedaje, el transporte, útiles y la alimentación.

Apuntó que la realidad de muchos potosinos y potosinas ha dado pie a que tengan que estudiar y trabajar al mismo tiempo, lo que reduce el tiempo de estudio o esparcimiento fuera de los horarios escolares, y podría mermar también el ánimo de continuar sus propios estudios.

De acuerdo con Ochoa Limón, la finalidad del punto de acuerdo es proponer a las autoridades educativas de la UASLP, con pleno respeto a su autonomía, una medida viable a realizar para reducir la magnitud del problema que resulta de no contar con los recursos económicos necesarios, debido a problemas socioeconómicos o a una condición de vulnerabilidad implementada.

La diputada explicó que la propuesta nació de la voluntad de un grupo de estudiantes de la UASLP preocupados por la situación desfavorable que viven muchos de sus compañeros y compañeras en esta situación, quienes solicitaron la intervención del Congreso del Estado para ayudar a resolver esta adversidad.

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y Cultura para su análisis.

A+