Astrolabio

Carlos Rubio

En una coyuntura donde se busca que la Sierra de San Miguelito sea declarada Área Natural Protegida (ANP) para alejar su explotación de proyectos inmobiliarios, un nuevo tema de relevancia nacional comienza a escalar en la zona más codiciada de San Luis Potosí: la búsqueda de litio, el mineral sobre el que ha puesto la mira el presidente Andrés Manuel López Obrador con su iniciativa de Reforma Eléctrica.

Recientemente, el Servicio Geológico Mexicano de la Secretaría de Economía, realizó labores de exploración en el Cerro Grande de Suspiro Picacho, localizado en el municipio de Mexquitic de Carmona y en la Sierra de San Miguelito.

Esta información consta en el oficio GRC/020/2021 dirigido a las autoridades federales, estatales, municipales, así como comisarios ejidales, asociaciones ganaderas, sanitarias y propietarios particulares del estado, en el que se informa que en agosto inició el Proyecto Exploración por Litio, encabezado por el ingeniero José María Vélez Basurto.

Según informó la comunidad de San Juan de Guadalupe, Vélez Basurto notificó al juez Auxiliar de la comunidad, Saúl Gaspar Hernández, que el 14 de septiembre estaría en Cerro Grande para monitorear la existencia de litio, por lo que el representante le señaló por escrito la existencia del proyecto de declaratoria de ANP, emitido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El litio a tomado mayor relevancia en el mundo por su uso en baterías recargables para celulares y automóviles; anteriormente era desechado cuando se extraía junto a otro mineral, pero ante la búsqueda de energías limpias, las empresas mineras han puesto especial atención en encontrar estos yacimientos.

Las labores de exploración únicamente se realizan para verificar si en la zona se encuentra el yacimiento de algún mineral. En etapas posteriores se realizan estudios económicos y técnicos para analizar la factibilidad de iniciar con la explotación.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, actualmente en México no se lleva a cabo la explotación de litio, sin embargo, en 2019 fue encontrado un yacimiento en Bacadéhuachi, Sonora, considerado como el más grande del mundo, ya que según los estudios, cuenta con alrededor de 243 millones de toneladas del mineral.

Este descubrimiento abrió un debate en México sobre la posibilidad de que este recurso pudiera sustituir al petróleo como la base de la economía en el país, pero la limitada capacidad e infraestructura mexicana podrían abrir paso a empresas extranjeras para que sean las encargadas de su extracción y exportación, hecho al que se ha opuesto López Obrador con su iniciativa.

En primer lugar, la iniciativa planea fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante la desaparición de subsidiarias. Además, se le concederá personalidad jurídica propia para que pueda ser un organismo del Estado que se encargue de la generación, distribución y administración de la energía eléctrica.

En segunda instancia, la Reforma Eléctrica plantea que el Estado será el único encargado de la exploración y explotación del litio, ya que será considerado un mineral estratégico.

En México han sido localizados tres yacimientos de litio sobre los que empresas extranjeras ya comenzaron a realizar estudios para su posible explotación; uno de ellos se localiza en San Luis Potosí.

Desde 2009, en el límite entre San Luis Potosí y Zacatecas, dentro de los municipios de Salinas de Hidalgo, Santo Domingo y Villa de Ramos, fue localizado un yacimiento de litio que en este momento se encuentra custodiado por la minera canadiense Advance Gold Corporation, la cual adquirió 13 predios donde existen importantes depósitos de litio, potasio y boro, sin embargo, no puede comenzar su explotación sin la autorización del Estado Mexicano.

a búsqueda de litio en la Sierra de San Miguelito abriría una nueva vertiente en la lucha por declararla como Área Natural Protegida, ya que mientras se busca prohibir que los desarrolladores inmobiliarios construyan y arrasen con sus recursos naturales, de encontrarse este mineral, el Gobierno podría interesarse en su explotación, pero dependerá de lo que suceda con la Reforma Eléctrica en las próximas semanas.

A+