pedofiliia

Un hombre de unos 60 años que se hace pasar por pastor, usa lentes y le faltan algunos dientes, se ha convertido en uno de los hombres más buscados por la Procuraduría capitalina (PGJDF).

En su contra pesan dos denuncias por violación contra menores, sin embargo, las autoridades sospechan que este sujeto de tez morena y que aparentemente vive en hoteles en la zona centro de la ciudad, podría ser el responsable de varios ataques contra menores de edad que viven en las calles y que no han sido denunciados formalmente.

Su agresión más reciente, o al menos de la que tiene registro la Fiscalía de Delitos Sexuales de la PGJDF, ocurrió a finales de enero pasado cuando con engaños se llevó a un niño de 12 años al que abandonó en la zona centro.

El otro caso denunciado, data de agosto de 2014. En ambos, las descripciones físicas que hicieron las víctimas y la forma en cómo los enganchó son idénticas.

México.- Durante la investigación, descubrieron que los niños no entraron por la fuerza a hoteles y que incluso los convenció que dijeran ser sus nietos o sobrinos en caso de que se los preguntaran.

Se sabe que en al menos dos establecimientos le negaron la habitación al ver que sólo iban el presunto responsable y su víctima.

La PGJDF cuenta con grabaciones de la cámara de seguridad de un hotel pero el sujeto aparece de espaldas. Con las descripciones de los menores y los familiares de la segunda víctima, que tuvieron trato con él, los peritos elaboraron un retrato hablado.

En uno de los casos, el sujeto abusó del menor luego de entablar confianza con sus familiares y valiéndose de su supuesta vocación de pastor los logró convencer de permitir que el pequeño saliera con él para comprar ropa.

Lo hallaron tres días después en calles del Centro Histórico. Al hablar con él supieron que el supuesto pastor lo llevó a un hotel donde lo atacó sexualmente.