Carreras y su momento para gobernar.

 

En sesión ordinaria, el pleno del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana emitirá este lunes la Declaratoria de Validez de la elección de Gobernador Constitucional de San Luis Potosí. Sin argumento legal que diga lo contrario, este lunes 31 de agosto, se declarará válida la elección de Juan Manuel Carreras López como gobernador del estado para el período del 26 de septiembre de 2015 al 25 de septiembre de 2021.

Se trata de un procedimiento contemplado por la Constitución Política del Estado y la Ley Electoral del Estado. Luego de eso que ocurrirá al mediodía del lunes, faltará esperar el acto solemne de cambio de poderes y protesta del nuevo gobernador ante el Congreso del Estado.

Está claro que no existe ningún obstáculo de carácter legal y también es evidente la inexistencia de elemento político alguno que ponga en entredicho los resultados de las urnas.

Este evento previsto para el lunes, quizá explique de algún modo la información que el Partido Revolucionario Institucional hizo circular durante los últimos días, acerca de las reuniones sostenidas por el gobernador electo con cuadros políticos de los partidos de la oposición.

Hemos visto imágenes de las reuniones con grupos del PAN, PRD, PRI y PVEM con lo que se ha dado cuenta de que el gobernador electo tiene la voluntad de sumar a todos al ejercicio de gobierno, pero cada quien en la responsabilidad y posición que le toca: es decir, él como gobernador junto con sus aliados y, los otros, desde la oposición, desde afuera del poder.

Carreras López se prepara en ese sentido a recibir un estado políticamente en paz, sin confrontación a la vista. En la escena política, Carreras López recibe desde ya el bono de la confianza de sus opositores, lo cual bien visto, no es poca cosa, aunque a estas alturas al gobernador le puede salir sobrando si los panistas lo aceptan o no.

 Lo que está mostrando es entonces un cierto talante distinto al de su futuro antecesor, Fernando Toranzo, quien empezó su sexenio en un marco de división política y social y con el amplio rechazo de importantes sectores de la iniciativa privada, organizaciones sociales y partidos políticos.

Carreras parece tener un contexto y circunstancia muy distintos y muestra de ello son las reuniones con alcaldes y diputados electos y dirigentes de los partidos políticos, ya que se percibe que no hay ánimos de choque sino todo lo contario, puras cortesías, abrazos y saludos fraternos.

Eso no puede ser visto como algo meramente anecdótico sino que es prueba de que Juan Manuel Carreras gozará del mejor escenario posible para empezar a gobernador, lo cual, lo obliga a hacer bien las cosas desde el inicio, lo obliga a lograr mejores resultados.

Llegar al gobierno en un entorno político propicio, obligará al gobernador a marcar pronta diferencia y distancia con Toranzo, de quien recibirá una entidad con un saldo negativo en temas nodales como la inseguridad, la competitividad, la transparencia, el respeto al estado de derecho, la necesaria y obligada separación de poderes entre otros.

Lo deseable es que las reuniones con los opositores continúen y tengan como foco principal a San Luis Potosí y no los intereses de cada partido, de cada grupo o facción o de cada diputado y alcalde electos.

Desafortunadamente se ha perdido tanta confianza en las instituciones que es harto difícil creer que con unas cuantas fotos de sujetos sonrientes es suficiente. De hecho, es un primer logro frente a la omisión de Toranzo de hacerse cargo de los asuntos políticos del estado.

Sin embargo, lo realmente complicado, lo delicado de gobernar es buscar y lograr los acuerdos necesarios para impulsar al estado; esto debe ser el primer paso para enfrentar y atender con seriedad una problemática social que tiene hoy a cerca de la mitad de la población en condiciones de pobreza y lejos de contar con oportunidades reales para mejorar su existencia.

Este lunes se valida la elección de Carreras, es de esperarse que desde el día después de las elecciones se haya puesto a trabajar para lo que viene a partir del 26 de septiembre, ya no hay cabida para otro candidato que no estaba preparado para gobernar.

Leave a Reply