San Luis Potosí, (02 de mayo de 2015).- En su editorial institucional Bajo Reserva, El Universal destaca la buena posición de la campaña a gobernador de la senadora Sonia Mendoza Díaz, pero advierte que por problemas internos, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN no le ha apoyado e interroga si ¿la irán a dejar sola?

Conflicto Azul en SLP, encabeza ese diario el comentario acerca de Mendoza Díaz y pasa a analizar su situación a cinco semanas de las elecciones.

“Dos hombres fuertes del PAN en San Luis Potosí, no han terminado de digerir la candidatura de Sonia Mendoza, quien compite por el gobierno estatal. Nos dicen que el senador Octavio Pedroza Gaitán y Alejandro Zapata Perogordo han dejado a su suerte a la aspirante, bajo el Argumento de que utilizó ciertas argucias para lograr la nominación. El problema es que otros actores relevantes del partido no han mostrado mucho músculo, a pesar de que los números de doña Sonia no son tan malos frente al candidato del PRI, Juan Manuel Carreras, nos dicen. ¿Será que el equipo del dirigente panista Gustavo Madero la va a dejar solita en el último mes de campaña?

El influyente periódico nacional lanza esa pregunta ante el hecho evidente de que Gustavo Madero, quien apoyaba la precandidatura de Zapata Perogordo, no se ha comprometido con la campaña de Mendoza Díaz y más aún, parecería apostarle a su derrota.

De hecho, en su primera visita de apoyo a Mendoza recién iniciada la campaña, en rueda de prensa, Gustavo Madero dijo que de las nueve gubernaturas en juego, el PAN llevaba la delantera y que ganaría en dos. A Sonia Mendoza la colocó entre los estados donde el partido no llevaba delantera.

El presidente nacional del PAN solo ha acompañado en una ocasión a Mendoza Díaz lo que dejaría ver la falta de interés del dirigente en los resultados de San Luis Potosí.

A lo anterior, se suman los escándalos mediáticos que le han explotado a Mendoza en las últimas semanas. La prensa ha publicado, mediante filtraciones interesadas, datos acerca de presuntas actitudes anómalas, al margen de la ley o hasta carentes de moral y ética por parte de Sonia Mendoza.

Este viernes se publican imágenes de un escándalo familiar de Mendoza con la familia de su ex esposo en Matehuala, y hay declaraciones en torno a la virulencia con que suele actuar Mendoza cuando consume bebidas embriagantes.

El tema es delicado y tiene una contundencia avasalladora en las aspiraciones de Mendoza y del PAN por ganar las elecciones del siete de junio, pero al mismo tiempo, se deja en evidencia que el PRI, el gobierno y el equipo de campaña de Juan Manuel Carreras harán lo que tengan que hacer para bajar a Mendoza de la campaña.

Como refiere el editorial de El Universal, pese a todo, los números de la candidata no son malos. Eso es lo que preocupa en el PRI, de ahí el sonido en tono mayor de las trompetas de la guerra sucia.