San Luis Potosí, México (12 de mayo de 2015).-  Cuando Juan Manuel Carreras López dejó aventada a la Secretaría de Educación para irse de candidato del PRI a gobernador, conocía muy bien el desastre en que dejaba a esa dependencia de presunta prioridad gubernamental.

 Durante poco más de un año, Carreras fue a “ivernar” a la SEGE desde donde buscaría la proyección política que no tenía para saltar a la candidatura del PRI, gracias al impulso del gobernador Fernando Toranzo.

Empleados de la SEGE aseguran que nunca lo vieron por oficinas de la dependencia, sino que llegaba a su cuartel y ya. Ni saludaba a los empleados ni tampoco les dirigía la palabra. Nunca hizo equipo por la razón de que nunca pensó en quedarse ahí. En trampolín nada más.

Los maestros de telesecundaria tomaron la sede de la SEGE y bloquearon la avenida Salvador Nava porque les asiste la razón: presionan a una autoridad que no les ha dado respuesta y que ha sido omisa en sus responsabilidades, de manera especial, durante el último año.

Son 400 millones de pesos que indebidamente, la SEGE tomó del fondo de pensiones de los maestros. Es simple, con Carreras como secretario, la dependencia tomó dinero que no es suyo y que, legalmente estaba impedido a tocar.

Si somos estrictos, debiéramos decir, como aseguran los maestros, se trata del delito de desvío de recursos públicos, pues se utilizaron para un propósito distinto al autorizado, de lo que se colige que el señor candidato Carreras López, no tenía ni peregrina idea de lo que hacía en la SEGE.

Los maestros dudan de todo y de todos, por eso decidieron tomar medidas al extremo, como el bloqueo a la avenida, Salvador Nava, acto que generó una gran irritación a miles de personas. La ecuación en sencilla, si Carreras López no hubiera permitido meter mano al fondo de pensiones, lo que ocurre ahora no estaría pasando.

La conclusión es clara: ¿Cómo un servidor público que ha hecho mal las cosas en perjuicio de muchos, quiere ahora ser gobernador?

¿Cómo un secretario de Educación que no resolvió problemas de su sector, viene ahora a decirnos que resolverá los problemas de todo el estado?

Eso seguramente ya se lo han preguntado los maestros, es porque que están pensando en la posibilidad de acompañar a Carreras López durante sus eventos de campaña para que no se le olviden sus omisiones como servidor público.

Si el gobierno de Toranzo no reintegra los recursos que indebidamente se tomaron del fondo de pensiones de los maestros de telesecundaria, la tormenta vendrá con mayor rigor sobre un Carreras que dígase lo que se diga, no alcanza a levantar.

El asunto deja también mal parado al sindicalismo charro: las secciones 26 y 52 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se pusieron de lado del gobierno (como siempre ha sido) y han obstaculizado las negociaciones de los maestros independientes.

No puede estar peor la cosa: con Vito Lucas Gómez, ex líder de la SNTE como secretario de Educación. Vaya dualidad en un gobierno ausente de transparencia y pleno de corrupción.

Leave a Reply