San Luis Potosí, México (10 de abril de 2015).- El Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (CEEPAC) ha sido cuestionado por el Partido Acción Nacional, porque -según la directiva de ese instituto político- la empresa a la que le asignó el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) es afín al Partido Revolucionario Institucional.

Con la evidente intención de disipar dudas, pero por encima de todo anular sospechas, la presidenta de ese organismo, Laura Elena Fonseca Leal, convocó ayer jueves a una reunión entre consejeros electorales, miembros del comité técnico asesor del PREP, representantes de los partidos políticos y directivos de la empresa.

Evento programado con la finalidad, se asentó en el boletín de prensa divulgado por el ente responsable de los comicios electorales en San Luis Potosí, de informar acerca del desarrollo y etapas que conlleva el programa de datos electorales preliminares.

La idea del conclave y la concurrencia, por lo que se puede apreciar en la imagen que la oficina de prensa anexo al comunicado, no fue mala. Lo malo fue que no asistió Alejandro Colunga Luna, quien ostenta la representación del PAN en ese organismo; tampoco acudió el suplente, Emmanuel Carrillo Martínez.

Por si fuera poco la consejera electoral, Claudia Josefina Contreras Páez, incurrió antes en un desatino colosal, que atiza la sospecha de la empresa Grupo PROISI y del propio organismo. Dijo que los consejeros sabían de los errores y desaciertos de esa compañía, pero que, tras la licitación, se decidieron por la menos peor.

Este asunto no es menor. Se trata de un programa cuyo objetivo es infundir certeza el mismo día de la elección. Es de reconocerse la honestidad de la consejera electoral, quien colabora desde hace años en el CEEPAC, pero por otra parte deja mal parados a los consejeros.

¿A caso no habría sido mejor que se declarara desierto el concurso y que, con plazos más cortos, se convocara a otra licitación? ¿Por qué elegir a la menos peor?

El asunto se agravaría si el día de la jornada electoral se repite lo sucedido precisamente hace seis años con el PREP organizado y llevado a cabo por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, encabezada entonces por el ahora alcalde capitalino, Mario García Valdez. En aquel tiempo el órgano electoral lo presidía Rodolfo Aguilar Gallegos, quien se vio obligado a desconocer la validez del programa aplicado aquella ocasión.

El traspiés originó un diferendo político entre Fernando Toranzo Fernández y Aguilar Gallegos, al que se le atribuye la razón por la que el año pasado el ex Secretario General de Gobierno, Cándido Ochoa Rojas, le habría filtrado a Héctor Mendizábal, dirigente panista, la copia de una orden de aprehensión librada por la juez Lesbia Marínez Guzmán en contra del hombre del “proyectito”.

Aquel fallo en el programa resultó tan infantil como increíble, pues según el cómputo de poco menos del 70 por ciento de las casillas la participación de los votantes superó el padrón electoral.

Por eso, el asunto del PREP, no debe soslayarse. La sociedad en su conjunto requiere certeza, no sospechas.

 

Leave a Reply