Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

Aunque todos los alcaldes y el gobernador son de partidos distintos, al final lo que los hace iguales es su incompetencia. De hecho, algunos se sienten muy hábiles e inteligentes y otros se asumen  imaginativos y creativos, pero de cualquier modo, su incompetencia los hermana.

En San Luis Potosí todos han fracasado en una tarea elemental: cuidar a los ciudadanos de los delincuentes.

Priístas, panistas, perredístas, verde ecologistas, petistas, morenistas, panalistas o como se gusten etiquetar, tan ineptos los unos como los otros.

Si se trata de garantizar a la sociedad una convivencia pacífica, ordenada y tranquila, todos los ediles y el gobernador van hombro con hombro en su ineficiencia: Gallardo incapaz, Carreras incapaz.

Junio ha sido el mes más violento del año con  69 homicidios y seis secuestros, pero a la clase política en el poder no parece importarle en lo más mínimo. Todos los políticos con cargo público en el nivel estatal y municipal tan incapaces unos y otros, los del palacio de gobierno o los del palacio municipal.

La constante sigue siendo lapidaria: siete de cada diez crímenes y delitos del fuero común se cometen en los municipios de Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí donde campea la gallardía.

A la gallardía no le importa la seguridad de la gente, lo que los tiene ocupados es en revisar que las decenas de miles de paquetes escolares que se van a repartir vayan en color amarillo y lleven la foto del alcalde Gallardo.

Ese cinismo es igual al del secretario de Seguridad Pública, Arturo Gutiérrez que es tan indiferente a la violencia que se puede pensar que es todo, menos policía.

Los potosinos estamos solos ante los criminales, no hay mandos policíacos ni gobernantes responsables, no hay proyecto ni estrategia contra la delincuencia, no hay nada, solo violencia a diario.

Son los incompetentes, los omisos y negligentes.

Nadie está a salvo cuando se está en manos de patanes que no entienden que una sociedad no puede vivir en el miedo y la zozobra.

Ayer mismo, en la comunidad de San Francisco de Asís en el municipio de Ríoverde, un hombre armado irrumpió en una casa y abatió a un menor de apenas trece años y a otro lo dejó mortalmente herido. La Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública ni enterados.

A+