Astrolabio

 

De entre todos los funcionarios de la administración Carreras, es su asesor en materia de derechos humanos, Ignacio Acosta Díaz de León quien más claro tiene eso de que en “San Luis no pasa nada”. Tan no pasa nada que de derechos humanos y de las obligaciones que frente a éstos tiene el gobierno, mejor ni hablar.

 

El asesor para derechos humanos del gobernador carreras fue durante varios años miembro del Consejo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, entonces sí le gustaba mucho hablar porque desde entonces le hacía ilusión formar parte del gobierno y necesitaba de reflectores.

No se puede negar que algo sabe de derechos humanos, por no decir de muchas asignaturas, pues es de perfil multidisciplinario, al menos para entablar conversaciones, gusto que al parecer empezó a perder una vez que ostenta el cargo de asesor del gobernador.

Lastimosa escena la del asesor Acosta pues no se debe olvidar que recibe un jugoso salario con recursos que son públicos.

Él está para servir a la sociedad y no solo al gobernador y en el caso de Karla, su obligación primero, es la de haber asesorado correctamente al gobernador y en segundo término, informar de eso a la sociedad.

 

¿Acaso desconoce Acosta Díaz de León que el acceso a la información es una garantía constitucional y que forma parte de los derechos humanos?

 

Por lo visto desconoce eso y muchas cosas más, de ahí la causa de su reiterada negativa a hablar del caso Karla Pontigo, tema del que está obligado a conocer. El asunto es simple: la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación al gobierno de San Luis Potosí y éste la aceptó, lo que le obliga a dar respuesta en todos sus términos a los puntos de la recomendación.

Se entiende que como asesor, participó en la aceptación del gobierno de dicha recomendación y sobre todo, que participó en reuniones interinstitucionales que se realizaron para sacar el documento de respuesta a la CNDH.

Si de ese tema pudiera hablar la secretaria de Ecología, el director de la Comisión Estatal del Agua o el director de los Parques Tangamanga, Astrolabio no se habría atrevido a molestar al señor Acosta Díaz de León para de forma por demás inconsciente, quitarle parte de su valioso tiempo.

 

Tal vez no lo sabemos y ya ha sido nombrado también asesor en incendios dada su amplia sabiduría sobre el tema.

Leave a Reply

A+